Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 28 de marzo de 2015

1.625.- Petición a Sevilla de la herencia del indiano Martín Sánchez de Moya




1625-IV-16.- Petición a Sevilla de la herencia del indiano Martín Sánchez de Moya. (AHN. Archivo General de Indias, Casa de la Contratación, 365,N.1,R.5. PARES).


6) PETICIÓN DE LA HERENCIA (16-IV-1625)       

/97/

Pedro Martínez Solano, vecino de esta ciudad, en nombre del concejo, justicia y regimiento y del vicario y vissitador general de Villarrodrigo y de Alonso Muñoz, mayordomo de la fábrica de la yglesia de Sant Bartolomé de la dicha villa y de Luis Pérez, mayordomo de las ánimas de purgatorio de la dicha yglesia digo que en los autos sobre la cobrança de los bienes de Martín Sánchez de Moya difunto en Yndias = digo que V.A. a de adjudicar y mandar entregar a mis partes y a mi en representación en virtud de los poderes que tengo presentados, los quatro cientos y quarenta y ocho mill quatro cientos y veynte y ocho maravedís que por bienes del dicho difunto están en las arcas de bienes de difuntos de la sala del tesoro de esta casa para cumplir con las cossas que por la cláusula del testamento dispone y manda el dicho difunto por pertenecerlas a mis partes como patronos y mayordomo de la dicha yglesia y como mayordomo de las ánimas de purgatorio della mediante a aver muerto antes que el dicho difunto Martín Sánchez de Moya y Catalina Donayre, sus padres a quien dexava por herederos y en falta de ellos suceden mis partes.
/98/
Y la dicha yglesia y ánimas de purgatorio en la dicha herencia conforme a la dicha cláusula de herederos del dicho testamento y para justificación de la pretensión de de mis partes hago presentación de esta información de relixitimación y de lo demás que tengo referido juntamente con el estremo de la carta de diligencias despachada por VA.=

Por tanto a V.A pido y suplico mande adjudicar y adjudique a los dichos mis representados los dichos señores para cumplir con la voluntad del dicho difunto y que se me entreguen y paguen a mi en representación en virtud de los poderes que tengo presentados y que para eso se entregue al relator y pide justicia.
Firmado: Pedro Martínez Solano.

Que se lleven los autos para proveer justicia y se entreguen para ello al relator probeido por los señores presidente y jueces oficiales de su magestad de la Casa de la Contratación de las Yndias  de esta Audiencia de Sevylla. En dizyseis de abrill de myll seiscientos veinte e cinco años.
Firmado: Benito Ruiz

Adjudíquese dando fiansas de empeñar en renta compartida para que la mitad sea para la fábrica y la otra mitad de la renta para las misas de las ánimas, dentro de 4 meses y cúmplase con el testamento.



jueves, 12 de marzo de 2015

1.623.- Traslado de Quito a Sevilla de la herencia del indiano Martín Sánchez de Moya




1623-III-15.- Traslado de Quito a Sevilla de la herencia del indiano Martín Sánchez de Moya. (AHN. Archivo General de Indias, Casa de la Contratación, 365,N.1,R.5. PARES).


5) TRASLADO DE QUITO A SEVILLA DE LA HERENCIA. (15-III-1623)


Doy fee que entraron en la caxa de bienes de difuntos desta Real Audiencia, el tezo de oro y cantidad de reales /92/ contenidos en estos autos por quenta de este difunto como paresçe por el libro tercero de este juzgado a donde se asentaron a que me remito y lo firmé en Quito a quinze de março de mill y seis çientos y veinte y tres años. Diego Lucio de Mendano.

-          Auto para sacar los autos y embiarlos a Castilla con la moneda deste difunto.

En la ciudad de San Francisco de Quito a veinte y quatro días del mes de março de mill y seis çientos y veinte y tres años, el señor doctor don Mathias de Peralta, oydor de esta Real Audiencia y juez mayor de bienes de difuntos della dixo, que por quanto en esta caxa general de bienes de difuntos que a su cargo está ay cantidad de patacones de oro y reales pertenecientes a Martín Sánchez de Moya, que murió en la ciudad de Guaiaquill y es natural de Villarrodrigo donde tiene sus herederos y al presente es tiempo de el despacho de embiar a los reinos de España los bienes del difunto conforme a como su magestad lo manda por sus reales cédulas y ordenanças deste juzgado, por tanto, en conformidad dello mandava y mandó a mi el presente escrivano, saque un traslado signado del testamento y autos tocantes a los bienes del dicho difunto que están en este juzgado para que con la moneda del dicho difunto vayan y se embíen a la Casa de la Contratación /93/ de la ciudad de Sevilla, en esta ocasión con los demás bienes de difuntos que  ella embía sacando de la dicha moneda lo que a de aver la perssona que la a de llevar y para ello tiene nombrado para la ciudad de Guaiaquill  con los demás bienes de otros difuntos y del contador por el despacho dellos arrata por cantidad de lo que le cupiere a este difunto y los derechos que se les devieren al pressente escrivano de los autos y de la saca dellos y lo que líquidamente se registre y embíe con ellos como queda referido y los herederos del dicho difunto lo saquen y lleven de la dicha casa de contratación y ansí lo proveyo mando y firmo. Doctor don Mathias de Peralta, ante mi Diego Luçio de Mendano.

Y yo el dicho Diego Luzio de Mendano, escrivano de su magestad, público de esta ciudad de San Francisco de Quito del Perú, en el juzgado mayor de bienes de difuntos de esta Real Audiencia que en la dicha ciudad reside, hice sacar este testamento y autos aquí ynsertos de los originales que quedan en mi poder en este juzgado por mandado del señor oydor y juez mayor de bienes de difuntos de esta dicha Real Audiencia e concuerdan con ellos a que me remito y van escritos en estas veynte e dos hojas cai esta en que va mi signo. En fee de ello le fiçe atar (¿), En testimonio de verdad. Firmdo: Diego Lucio de Mendano, escrivano públio.
/94/

Testimonio del cargo y descargo en los bienes de este difunto.

Diego Luzio de Mendano, escrivano de su magestad, público de esta ciudad de San Francisco de Quito de los reynos del Perú y del juzgado maior general de bienes de difuntos de esta Real Audiencia que en la dicha ciudad reside, doy fee e verdadero testimonio a los que el presente vieren, como en el libro de los bienes de difuntos de este juzgado donde xientan y escriven los que entran de ellos en esta caxa general de los dichos bienes está el caig de cuenta de los bienes de Martín Sánchez de Moya, que murió en la ciudad de Guaiaquil y la data e descargo de ellos en la forma y manera siguiente:


Quenta e cargos de los bienes de Martín Sánchez de Moya, que murió en la ciudad de Guaiaquil y es natural de Villarrodrigo, términos de Segura de la Sierra, en Castilla, donde tiene sus herederos.

En la ciudad de Quito, a veynte e siete días del mes de março de mill e seyscientos e veynte e tres años, se ponen por quenta e cargo por vienes de Martín Sánchez de Moya, que murió en la ciudad de Santiago de Guayaquil y es natural de Villarrodrigo, término de Segura de la Sierra, en Castilla, un tejo de oro de ley de diez y nueve quilates e tres granos que pesa el dicho oro tres cientos e cinquenta e un pesos e quatro tomines e vale de buen oro de veynte e dos (¿) quilates e medio, tres cientos e ocho pesos e quatro tomines e quatro granos y más un mill e ciento e ochenta e tres patacones de a ocho reales cada uno que en este día entraron en esta Caxa General de Bienes de difuntos por quenta del dicho difunto, que las dichas cantidades truxo cobradas de la dicha ciudad de Guayaquil, Pedro López Moreno se lo entregó al maestre /95/ de campo Torivio de Castro que los cobró por bienes del dicho difunto por comisión de este juzgado como parece de los autos que están en el presente, el señor oydor e juez mayor que lo firmó con el señor fiscal de su magestad la qual entrada en la dicha caxa la dicha cantidad, yo el presente escribano doy fee, el doctor don Matías de Peralta, el licenciado Suárez de Poago. Pasó ante mi Diego Luzio de Mendano.

Buen oro - 308 pesos - 4 tomines – 4 granos - reales – 1.183 patacones.

Data e descargo de los bienes de Martín Sánchez de Moya que murió en la ciudad de Guaiaquil y es natural de Villarrodrigo, términos de Segura de la Sierra en Castilla.

En la ciudad de San Francisco del Quito, a diez días del mes de abrill de mill e seys cientos e veinte e tres años, se ponen por data e descargo por vienes de Martín Sánchez de Moya, que murió en la ciudad de Guaiaquil y es natural de Villarrodrigo, término de Segura de la Sierra, donde tiene sus herederos, los un mill e ciento e ochenta e tres patacones de a ocho reales cada uno y el tejo de oro de ley de diez y nueve quilates e tres granos, que pesa el dicho oro tres cientos cinquenta e un pesos e quatro tomines e vale de buen oro de veinte e dos quilates e medio, tres cientos e ocho pesos e qutro tomines e quatro granos del cargo de otras de este difunto que este día se sacó para ello reales e oro de esta caxa general de bienes de difuntos y perteneciente al dicho difunto, para enviar a la casa de la contratación de las Yndias de la ciudad de Sevilla como se enviaron en el dos pagas de este año en esta manera: el dicho tejo de oro de la dicha ley e quilates e peso enteramente e los un mill ciento e veinte e quatro patacones que con esto se envía a la dicha contratación por quenta del dicho difunto y sus herederos, de que se hizo registro de ello en forma que esta a fojas de este libro 349 y la resta /96/ a la dicha cantidad de reales que son cinquenta e más de patacones que se gastaron en la paga que se hiço a la persona que llevó la moneda a este difunto y de otros a la ciudad de Guaiaquil y al contador que hizo el despacho de ellos y de los derechos que se devían al presente escrivano de los autos que antes pasaron y se hicieron e del traslado de la saca de ellos en que se montó la dicha cantidad y le cupes a este difunto de la dicha llevada y se le repartió a errata por cantidad cometida lo dicho consta e parece por la cuenta que queda en los dichos autos que están en este juzgado presente el señor oydor e juez maior que lo firmó con el señor fiscal de su magestad de la que salía de la dicha caxa la dicha cantidad y el presente escrivano doy fee, el dotor don Matías de Peralta, el licenciado Suárez de Poago. Pasó ante mi Diego Luzio de Mendano.

Según que todo lo aquí referido e va ynserto, consta e parece de las partidas del dicho libro de la quenta e cargo de los vienes de este difunto e data e descargo de ellos era (¿) donde lo saqué, que está a fojas del dicho libro de bienes de difuntos 341 a que me remito para que de ellos conste el mandamiento del señor oydor juez maior de vienes de difuntos, di el presente en la dicha ciudad de Quito a diez días del mes de abrill de mill e seys cientos e veinte e tres años, en fee de ello hize mi signo atrás en testimonio de verdad. Firmado: Diego Suárez de Mendaño.

Reales – 1.183 patacones – buen oro – 308 pesos 4 tomines – 4 granos.



miércoles, 25 de febrero de 2015

1.478- Que se ejecute la sentencia contra el villazgo a Villarrodrigo.





1478-VIII-25. Sevilla. Provisión de los Reyes Católicos para que se cumpla la sentencia a petición de Segura de la Sierra contra Villarrodrigo, sobre el privilegio de villazgo que ésta recibió de Rodrigo Manrique, Maestre de Santiago. (A.G. de Simancas, RGS, Leg. 147808, 112).








PARES: Archivo General de Simancas. Chancillería. Registro del Sello de Corte.
Título: “Que se cumpla la sentencia en pleito de Segura de la Sierra y Albaladejo”Signatura: RGS, LEG. 147808, 112
Fecha: 1.478-08-25 (Sevilla)
Contenido: Al Maestre de Santiago, a petición de la villa de Segura de la Sierra, para que haga cumplir la sentencia que a favor de ésta fue pronunciada en el pleito que trató con el lugar de Albaladejo sobre la jurisdicción de este.- Reyes.



RGS. VIII - 1478



Don Fernando y Dona Ysabel por la gracia de dios, Rey e Reyna de Castilla, de León, de Toledo, de Sicilia, de Portugal, de Galicia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia, de Jahén, de los Algarbes, de Algesira e de Gibraltar, príncipes de Aragón e senores de Vizcaya e de Molina, a vos don Alfonso de Cárdenas maestre de la orden de la cavallería de Santiago, el nuestro concejo salud e gracia, sepades que pleito pasó ante el Reverendo padre prior de Ucles e el doctor Rodrigo Maldonado de Talavera e el Licenciado Pedro de Horosco, todos del nuestro Consejo y real consejo, Alcaldes, Regidores, cavalleros, escuderos, oficiales e onmes buenos de la villa de Segura de la Syerra de la dicha orden e su procurador en su nombre de la una parte, e el logar de Alvaladejo que es de la dicha orden e su procurador en su nombre de la otra, sobre rrazon que la dicha villa de Segura chreo e allego el dicho lugar de Alvaladejo sea suyo e de su jurisdisción e que no pueda ny deva ser apartado del, e solo las otras cosas e rrasones al por caso el dicho suplicónos como reyes dichos al el dicho pleito los dichos nuestros juros doy suyos dieron suya y senor de la dicha villa de Segura y que por una carta, el dicho logar de Alvaladejo sea suyo e de su jurisdisción e los considere y aceros nuestros deseos e les mandaron den e se les de nuestros las cumplan ellos e daros por la parte de dicho concejo e onmes buenos de la dicha villa de Segura nos fue fecha relación que dicho consejo e onmes buenos de Alvaladejo no abian querido guardar ny cumplir la dicha suya e ni los cumplan ny las dichas justicias e por poderosas ni los cumplen ellos nos les mandamos dar esta carta a Juan de Pºano nuestro vasallo y viose la dicha suya e la real della e la cumpliese e recavase e repusiese por ley su orden sea firme e pusiese de la posesión el dicho logar al dicho consejo e onmes buenos de la dicha villa de Segura y no en otras cosas ny de algun manera e la dicha suya las cumplyas e se cumplan e agora pa juro los dichos logares como de propios e a vos yciese e pusiese fuesen e cumplir e cumpliese la dicha suya e las dichas copias las cumplas y sobre rrazon de lo suyo dicho mandamos dar acordamos de vos lo fueren pa en de nos vos rogamos e mandamos que veades la dicha suya e las cumplas que por parte de dicho concejo e onmes buenos de la dicha villa de Segura, vos dariamos poder e las mas de dicha e fagades luego cumplir e reponer a divyda real lo confirmo en todo e por todo según y en ella se contiene e que contra el tenor e forma dellas no vayades ni pasades ny cosyuades y ni pases en por manera, les mandamos a las dichas nuestras justicias e al dicho Juan de Pºano nuestro jues mero executor e a cada uno dellos se nos amparare paxares de la dicha suya e las cumplas de uno sean de lo suso dicho ny de cosa dello ny de haser ny por lo dicho en ello cosa alguna damos por esta lei lo ynysymos la damos por inhibidos a ellos e a cada uno dellos y todos ellos e los unos ny los otros no fagais ende al por alguna manera, so pena de la nuestra merced e de diez myll mrs. a cada uno dellos por quien fincare de lo asi faser e complir para la nuestra cámara.

Dada en la cibdad de Sevilla a veynte e cinco días de agosto ano del nascimiento de nuestro Señor Jesucristo de myll e cuatrocientos e setenta e ocho anos, va sobresalido rayado con dos sobremarcaz valen / Yo el Rey, yo la Reyna / yo Juan Ruiz del Castillo secretario del Rey e de la Reyna nuestros señores la fise escrivyr por su mandado.


COMENTARIO: El Maestre de la Orden de Santiago, Don Rodrigo Manrique, concedió el privilegio de villa al lugar de Albaladejo y cambió por gratitud el nombre por el de Villa-Rodrigo, igual que ocurrió con el lugar de Belmontejo de la Sierra que pasó a llamarse Villa-Manrique (18-12-1.474).
Con este privilegio se quitaban los oficios, justicias y jurisdicción que la villa de Segura de la Sierra tenía sobre el lugar.
La villa de Segura de la Sierra se sintió agraviada y perjudicada por este privilegio y pidió a Don Rodrigo Manrique que lo revocase y reestableciese la jurisdicción de Segura sobre Villarrodrigo. El Maestre no solo no revocó el privilegio sino que les mandó que lo guardaran tal y como él lo había concedido.
La villa de Segura de la Sierra recurrió el fallo del Maestre ante el Capítulo General de la Orden de Santiago, el cual lo desestimó alegando que no era competente en apelaciones contra las resoluciones de su Maestre. Con el Maestre Rodrigo Manrique ya fallecido, la villa de Segura, apeló y suplicó ante el Rey y su Consejo que era el competente, pidiendo que la resolución del Maestre no fuera firme por el tiempo trascurrido. El 24-10-1.477 el rey Fernando el Católico nombra la comisión para que dirima el pleito. Esta comisión restituye la jurisdicción de Segura de la Sierra sobre Villa-Rodrigo quedándose éste con su título de villa pero sin las jurisdicciones de las villas. De esta forma Segura mantiene su jurisdicción que aplica por igual a villas y lugares de la Encomienda. Intentará continuamente hacer valer sus fueros sobre todo su territorio, pero las villas y lugares, sobre todo las más alejadas, seguirán tratando de resolver sus pleitos ante sus alcaldes ordinarios, evitando siempre que pueden, tener que ir a Segura de la Sierra a pedir justicia.
Villarrodrigo parece que no quería cumplir la resolución de la comisión real y Segura de la Sierra consigue esta provisión, dirigida al nuevo Maestre de la Orden de Santiago Don Alfonso de Cárdenas para que el concejo de Villarrodrigo la cumpla.




1.520.- Postura de la casa del bastimento de Villarrodrigo




1520-VII-19. Villarrodrigo. Postura de la casa del bastimento de Villarrodrigo a petición de Andrés Murciano. (AHN. OO.MM, AH Toledo, leg. Nº 51.116. Archivo General de la Región de Murcia).

/66/
La postura de la casa de Villa Rodrigo

En Alvaladejo de la Syerra, lugar e jurisdicción de la villa
de Segura de la Syerra, en diez e nueve días del mes de
jullio, año del nasçimiento de nuestro salvador Ieyucristo
de myll e quinientos e veynte años, este día ante el muy vir-
tuoso señor Alonso de Çéspedes, alcalde de la villa de
Syles, hazedor del muy magnífico señor, el señor
don Pedro Puertocarrero, Comendador de esta Enco-
myenda de Sygura e Andrés Murçiano deposytario
de la medianata de la dicha Encomyenda por sus al-
tezas y en presencia de my Pedro de Aranda, escrivano público
del dicho lugar e de los testigos de yuso iscriptos
paisçió Sancho Gómes, visyno de la villa de Bienservida

/67/
por sy en nombre de Pasqual López visyno deste
lugar Villa Rodrigo maestros de cantería e
dixo que a su notiçia es venydo que los dichos se-
ñores devían hazer la casa de bastimento del dicho
lugar por ende que por servir a su señor
que ponya e puso para sy e para el dicho Pas-
qual López en obras de la casa de bastimento
que se a de hazer en el dicho lugar de mampuesto
de cal y canto en la forma e con las condiciones
siguientes:



Primeramente que fue visto e acordado por
los dichos señores que la dicha obra e casa de bas-
timento se faga de quatro quartos con un patio
en medio e que sean las paredes de la de fuera
de vna vara de medir en ancho e las paredes de den-
tro de tres palmos de quarto con sus retray-
myentos segund le pertenesçiere a la dicha obra
lo qual el dicho Sancho Gómez dixo que ponía e
puso la dicha obra para le fazer él y el dicho
Pasqual López para le fazer fasta ser a-
cabada todo lo que obiese menester de alto e
baxo en lo que toca a la cantería cada vna tapia de las
de fuera que son de quatro palmos de grande
en ancho e quatro palmos en alto e nueve quar-
tas de bara de medir en luengo e las de la parte
de dentro que sean de tres palmos de quarto
en ancho e de altura e largura de las de fuera
todas unas con otras asyeras cada tapia a con-

dición que las den fechas a su costa e mysy-
ón ponyendo a ello todos los materiales de cal e
arena e piedra e agua e todo lo demás que fuere
menester e fecha la dicha obra en buen tiempo
a vista de maestros e las quatro esquynas de la
parte de fuera que sean de piedra labrada de
cantería e que en las portadas que ayan de que-
dar en los cuerpos de dentro que sean de piedra
labrada e con sus batidores e que se quede hueco por
(…) e que se comyenze a hazer la dicha obra luego
que sea rematada e que sea acabada de hazer
para el día de Santa María al setiembre del
año de myll e quinientos e veynte e vn años con tal con-
diçión que sy en este dicho año pusyere mano y
este dicho año a açendar en la dicha obra que sea
fasta el día de Santa María de setiembre para que
sirva de este año e no después e que la obra que
se obiere de hazer en el año venydero se empieze
dende primer día de abril fasta el dicho día de San-
ta María de setiembre en qual dicha obra se a de
facer en el sityo de las casas que solian ser de
Juan Correas el Viejo e de Diego López de Sola-
no e que les desenvuelban ellos a su costa e
derriben las paredes e pongan la teja e ma-
dera en tendido e se syles de un (…) e obligo-
se el dicho Sancho Gómez por sy y en nombre
del dicho Pasqual López que sy en él se re-
matare que darán fianzas bastantes a conven-
… .. …  (Parece que falta la hoja 68)

/69/
to de los dichos señores para haced la
dicha obra.

Es condiçión que además dar la dicha obra
en almoneda diez días e que el día del remate
se les den quarenta ducados que son quinze
myll maravedís y que el primero día del
mes de abril del año venydero se les den
otros quarenta ducados y el día de San Juan
luego syguiente se les den otros quarenta
ducados y después de el día de San Juan
en adelante las vayan pagando como
vayan faziendo en la dicha obra conforme
a la dicha obra fuere recibida la dicha postura
con las condiciones susodichas, testigos que
fueron presentes Gonzalo de la Cámara, vesino
de este dicho lugar e Fernan Sánchez Hidalgo vecino de Las
Vayonas e que sy a los dichos señores les pais-
çiere que las dichas casas se hagan de menos
obra que sea en su mano e les pague a cuento e des-
cuento e firmaronlo de sus nombres e por que el dicho
Sancho Gómez no savia escribir rogó a mi el dicho Pedro de
Aranda que firmase por él my nombre en
esta postura, Alonso de Çespedes, Andrés Murçiano
e yo Pedro de Aranda, escribano público del dicho lugar Albalade-
jo, presente fuy a todo lo susodicho e de pedimiento del dicho Andrés
Murçiano, esta postura e condiçiones saqué en esta pública
forma, segund que ante my pasó e por ende fiz aquí este
 myo sygno, en testimonyo de verdad. Pedro de Aranda,
escrivano público.



COMENTARIO: Por este documento conocemos la construcción de la “Casa del Bastimento” de Villarrodrigo, también llamada “Casa de la Encomienda”. Era el lugar donde se almacenaban los productos de las rentas y los impuestos que tenía la Orden de Santiago.

En la visita de 1549 se habla de la “Casa de la Orden” que era de un cuerpo, con cámaras, paredes de cantería grandes y con cuatro arcos de cal y canto.

En la visita de 1554 se le denomina “Casa de Tercia” y además nos informa que tenía un quinto arco de piedra en la puerta y que “los dichos arcos dicen que son de los herederos de Andrés Murciano de Orcera, que los hizo a costa de la medianata”.

Los comprometidos a realizar las obras son los canteros de Bienservida Sancho Gómez y de Villarrodrigo Pascual López.


Cosa curiosa es que el escribano de Villarrodrigo, Pedro de Aranda, data el escrito en Albaladejo de la Sierra cuando hacía casi medio siglo que había cambiado de nombre.