Buscar en este blog

lunes, 6 de agosto de 2018

1.725.- Propiedades y derechos de la iglesia de San Bartolomé de Villarrodrigo.





1.725-02-08.- Descripción de la Encomienda de Segura, realizada por orden de su comendador Manuel de Moncada Portocarrero, conde de Baños y administrador de la encomienda. Propiedades y derechos en la iglesia de Villarrodrigo. (AHN. OO.MM. Santiago-Uclés. Carp. 311, nº 48. Archivo General de la Región de Murcia).

Año 1725

Descripción de la Encomienda de Segura, sus miembros y pertenencias, hecha por Dn. Manuel de Moncada Portocarrero, Conde de Baños y Administrador de la dicha Encomienda, por testimonio de Antonio Fernández Hebia Escribano público en la dicha villa de Segura.

.
Villa Rodrigo

En la billa de Billa Rodrigo a ocho de febrero de mill setecientos y beynte y cinco, el Señor Marçelo Martínez de Ves, alcalde ordinario en ella por su Magestad, estando en la sacristía de la Yglesia Parroquial desta dicha villa, asistido del Reverendo Padre Fray Antonio Fernández Machuca (¿) Religioso Merçenario Teniente de Cura desta dicha Parroquial e Maiordomo de su fábrica; Y del sobstituto de el poder del Excelentísimo Señor Conde de Baños como administrador con goze de frutos  de la Encomienda de Segura de la Sierra, y de mi el escribano a efecto de escribir todos los emolumentos de que se compone la iglesia // de esta Parroquial, sus ornamentos, alajas y su estado; Yendose manifestando por el Reberendo Padre como tal Theniente de Cura, Maiordomo de la fábrica, se hallaron las alajas y ornamentos en el estado siguiente:

Primeramente una cruz Parroquial de plata grande en busto de la madera buena y bien compuesta.
Un Ynçensario mediano de plata con nabeta de lo mismo y cuchara, recién compuesto y bueno.
Dos binajeras medianas con su plato todo de plata buenas y bien tratadas.
Una Cruz de plata con su peana de lo mismo, buena y bien tratada para el Altar mayor.
Un pie grande de plata con su tabla de lo mismo con las palabras de la Consagración.
Quatro cálizes de plata buenos, los tres con cucharetas de plata, todos de buen serbír, el uno de ellos dorado y con peana a feligranadas.
Un Copón de plata ochabado, dorado por dentro que sirbe para la Semana Santa.
Tres chrismeras de plata para los Santos Oleos, con sus hijuelas  buenas.
Una Custodia de plata mediana con distintas campanillas, buena y de buen serbir.

Declaró dicho Reverendo Padre Fray Antonio Fernández Collado haber en el Sagrario un copón mediano con su pie, todo de platta para las formas y Ostias consagradas, y otra caja de lo mismo en una bolsa de damasco para quando se lleva el Santísimo Sacramento de secreto  y una custodia de plata con una  efijie de Xpto Crucificado dentro de dicha bolsa.
Una lámpara de ajofar, más que mediana, muy yndezente que sirve  para el altar maior.
Seis candeleros grandes de azofar y cruz de lo mismo para el Altar maior.=
Otros seis candeleros medianos, de palo para dicho Altar.
Un brasero de cobre, pie y copa, bueno y no tiene badil.
Un formón para sacar las formas.
Un ostiario muy viejo  y unas tijeras para arredondear las ostias. =
Un farol de oja de lata que no sirbe.



//
Quatro campanas en la torre de distintos tamaños, de metal, con las cabezas muy maltratadas. =
Quatro campanillas de metal, las dos quebradas.
Un Órgano, con tres fuelles, maltratado de rejistro, cañones y fuelles.
Un facistol  grande con ocho libros de canturía de buen serbír.
Quatro misales, los dos maltratados y los dos a medio serbír.
Un manual a medio serbír. =
Dos pasionarias a más de medio serbír.
Un doselico de damasco encarnado para la Custodia, sin cortinas.
Una cruz Parroquial de palo pintado.
Un dosel de raso de montería biejo a donde ay cruçifijos y el preservatorio.
Otro dosel de lienzo pintado con el hávito de Santiago y un espejo pequeño muy maltratado para el servizio de la Sacristía.
Un candelero de madera labrada a lo salomónico y dorada a trechos, maltratada, sirbe para el zirio Pascual.
Un candelero grande de madera para tenebrario, muy mal tratado. =
Dos façistoles medianos para la Epístola y Evangelio.
Tres atriles de madera, maltratados para los altares.
Un bufete  de pino que sirbe de creluçia (¿) biejo.
Un Presviterio de pino y una silla de lo mismo.
Un terno blanco de damasco que se compone de una casulla, dos capas dalmáticas, dos manípulos, una estola, no tiene paño de púlpito ni façistoles, y el frontal que tiene y briso con cenefas de brocado encarnado y fleco encarnado y blanco.
Una casulla y paño de púlpito de tafetán doble, blanco que se hizo de una capa maltratada y la zenefa de la casulla es de brocado buena que sirbió en otra casulla del terno blanco de damasco.
Un terno encarnado que se compone de una capa y casulla, manípulo y estola de felpa con zenefa de oro de realze y algunos lacados  y la capa con zenefa de brocado, a medio serbír todo.
Otra estola y manípulo y manga de cruz de lo mismo.
Una capa y casulla de brocado, la capa buena y la casulla a más de medio serbír con su manípulo y estola del mismo género.
Otra casulla de damasco encarnado con manípulo y estolas, con encaje de oro falso, a más de medio serbír.
Otra casulla de tafetán doble encarnado con zenefa de brocado mal tratada, sin estola ni manípulo.
Otra casulla de damasco encarnado con zenefa de raso liso bordado con dalmáticas, collares, un manípulo y una estola, todo a medio serbír, menos la casulla que está maltratada y las dalmáticas tienen diferencia de la casulla.
//
Un biso y frontal encarnado con zentella (¿) de plata falsa y un  paño  de púlpito  de lo mismo, bien tratado.
Una muzeta (muceta=esclavina sin capucha) de felpa, color de fuego muy desluzida y vieja.
Dos paños de facistol, pajjiza de brocado de seda con zenefas encarnadas a medio serbír.
Una casulla de damasco verde, con zenefa de lo mismo, encarnada con estola, manípulo y viso a medio serbír.
Otra casulla con manípulo y estola de ( … ) berde nueva y apolillada.
Un frontal de lienzo pintado, verde, desluçido.
Una capa de damasco morado con estola y guarnizión falsa, a medio serbír. =
Una casulla de damasco morado, con manípulo y estola, a medio serbír, con manga de cruz.
Otra casulla, dalmáticas, collares, manípulos y estolas, de bien serbír, con su zenefa, frontal y biso con encaje.
Una capa de felpa negra, con zenefa de brocado encarnado, muy maltratada.=
Una casulla de damasco negro con manípulo y estola, con zenefa encarnada, que no sirbe.
Dos dalmáticas con collares de damasco y zenefas encarnadas, a medio serbír.
Una casulla de Albornoz dilatura,  negro, con manípulo y estola y escudos en la zenefa de calaberas y guesos.
Una manga de cruz de damasco negro y biso de lo mismo, y frontal de lienzo pintado todo maltratado y desluzido.
Seis tafetanes para las colgaduras, viejos, que no sirben.
Dos bolsas de corporales encarnadas, otras dos verdes, otras dos blancas, una negra y otra morada, todo de damasco, la una maltratada y las demás de buen serbír.
Otra bolsa de damasco que haze a negro y morado, a medio serbír.
Otra de damasco que haze a blanco y encarnado, maltratada.
Dos paños de cáliz, encarnados de tafetán nuevos y otro de tafetán verde maltratado.
Dos de tafetán encarnado deslucido.
Seis paños de tafetán blanco, los tres que no sirben, uno negro de tafetán maltratado y quatro de tafetán morado, los dos buenos y los demás maltratados.
Una banda de tafetán encarnado desluzida con encajes de oro y plata deslucidos.



//
Otra de tafetán encarnado buena con el mismo encaje.
Seis pares de corporales de Bautistilla (¿) y bretaña, los unos buenos con encajes, los demás maltratados.
Doçe purificadores a medio serbír.
Cinco cornualtares de lienzo común a medio serbír.
Tres pares de manteles para el altar mayor, a más de medio serbír con encajes.
Tres amitos de lienzo delgado con zintas a medio serbír.
Tres albas de lienzo delgado a medio serbír con encajes.
Otra alva de morles maltratada. Una alba de bocadillo con encajes, digo puntas muy maltratada.
Dos albas de lino a medio serbír. =
Una sobrepelliz vieja de bocadillo.
Quatro cíngulos viejos de diversos colores de seda floja.
Un paño de púlpito de tafetán de listas, a mas de medio serbír.
Dos sotanas de bayeta encarnada viejas con roquete de cáñamo que no están para serbír.
Una concha de plata para los bautismos.
Una caldereta maltratada de cobre que sirve de acetre  con su ysopo  de yerro.
Un ynzensario viejo de ( … )  sin cadenas.
Dos pares de el mismo metal. =
Quatro aras buenas y sanas.
Dos velos para el altar mayor de Olanda lla  muy viejos y rotos.
Un frontal de felpa verde para la Crehencia, muy viejo.
Dos confesionarios de madera viejos.
Un cajón grande con sus tiradores para los ornamentos.
Otro cajón mediano con dos cajones y dos escusas (¿) para las vinajeras y otras alajas de la yglesia.

Consta tiene esta yglesia en la rivera de la Oyuela una huerta con morales que linda con guerta de Alonso de Guardia,  Joseph Martínez, becinos desta villa y azequia de agua de la dicha ribera que de ordinario pareze se arrienda en tres ducados.

Un huerto en el Pilar asignado al sacristán por el trabajo de hazer las ostias, linde de dicho Pilar, quiñón de Fhelipe Ynarejos, becino desta villa y camino que ba a las Huergas.

Tiene esta iglesia treinta  y seis escrituras de zensos contra diferentes becinos de que se paga de cada un año a esta // yglesia, digo fábrica, quatrocientos y doçe reales y treinta y tres maravedíes de los quales se da la décima parte al mayordomo por su cobranza y destos zensos declaró el dicho Reberendo Padre como tal teniente y mayordomo de fábrica estar perdidos los cinco de ellos por mal asegurados; por ser las ypotecas  casas y haverse caydo y solo subsisten los solares.

Reconociose por su merced dicho señor Alcalde el libro de fábrica y en la última quenta que se tomó en esta villa por el señor Visitador en primero de octubre del año pasado de setecientos y veyte y tres de todos los emolumentos desta fábrica procedidos de el espresado año. Y en el resumen de ella consta que alcanzado el Lizenciado Don Miguel de Córdoba su mayordomo que era, en nuebecientos sesenta y çinco reales y diez y nuebe maravedíes de bellón que aceptó, consintió y firmó;  Y no consta haverse tomado quenta de los emolumentos proçedidos de el año pasado de setecientos y veynte y quatro.

Declaró dicho Reverendo Padre no tener esta yglesia más emolumentos que los aquí espresados y que de ellos se hazen los gastos preçisos como son salarios de sacristanes, azeyte, vino, zera, jabón y labanderas, los quales como ha benido en quiebra las labores y ser corta la casa escusado apenas ay para poderlos suplir.

Y en esta forma se feneçió por su merzed esta descripción por no hallarse otra cosa perteneçiente a esta Parroquial y lo firmó y dicho Reverendo Padre y sobstituto, doi fee. =
Marzelo Martínez de Ves.
Fray Antonio Fernández Collado.
Don Alphonso Garçía Román.
Ante mi = Antonio Fernández Hebia.



lunes, 23 de julio de 2018

1.874.- Villarrodrigo. Testamento de Doña Isabel Matamoros y Rubiato.






1.874-10-06.- Villarrodrigo. Testamento de Doña Isabel Matamoros y Rubiato. (Archivo Histórico Provincial de Jaén, Protocolos Notariales Núm. 22474-Villarrodrigo, Protocolo núm. 21/1874)

Número veinte y uno.
Testamento de Doña Ysabel Matamoros y Rubiato.

En el nombre de Dios Todopoderoso y de su bendita madre amén: sepan cuantos este testamento y última voluntad vieren, como yo Doña Ysabel Matamoros y Rubiato, hija de Don Cesareo y Doña Ysabel, difuntos naturales de Tarancón y vecina de esta villa, viuda de Don José María de Cuenca y Garrido, de setenta y cinco años de edad, propietaria, a la que yo el Notario conozco, de que doy fe, así como de constarme las circunstancias expresadas, y de hallarse la Señora interesada empadronada en esta población, según lo ha hecho constar con la correspondiente cédula de vecindad que ha presentado y le devuelvo; hallándome con la libre administración de mis bienes; en el pleno ejercicio de los derechos civiles, en su capacidad legal para formalizar este instrumento pública; con los achaques propios de la vejez y ciega; pero en mi cabal juicio, memoria y entendimiento, creyendo y confesando en el Divino Misterio de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo; tres personas distintas y un solo Dios verdadero, en el de la Inmaculada Concepción de María Santísima, Madre y Señora; y en todos los demás misterios y sacramentos que tiene, cree y confiesa nuestra Santa Madre Yglesia, Católica, Apostólica Romana, en cuya verdadera fe y creencia he vivido, protesto vivía y moriré; y para cuando este caso llegue elijo por mi intercesora a la gran Reina de los Ángeles María Santísima, para que alcance de su Divino Hijo mi Señor Jesucristo el perdón de mis pecados y que lleve mi alma a su Santa Gloria, con cuya protestación y Divina invocación ordeno mi testamento en esta forma. Lo primero encomiendo mi alma a Dios Nuestro Señor que la crió y redimió con su preciosa sangre, pasión y muerte, y el cuerpo a la tierra de que fui formada, el cual hecho cadáver amortajado con las ropas de mi uso y colocado en ataúd será sepultado en el cementerio Sagrado de esta villa, con entierro ordinario. Mando se celebre novenario de misa rezada y responso en cada un día. =



Por mi alma e intención se celebrarán otras cuarenta misas rezadas pagando por cada una la limosna de cuatro reales; y de igual estipendio y por mi devoción se celebrarán otras seis misas rezadas al Santísimo Cristo del Consuelo, Nuestra Señora de Albanchez, Patriarca San José, Santo Ángel de la Guarda, Santa Ysabel y Nuestra Señora de Riánsares. (Patrona de Tarancón)

A los pobres de solemnidad de esta villa se les distribuirá una fanega de pan cocido de limosna en los días de novenario de misas, rogándoles me encomienden a Dios. Para cumplir y pagar la parte piadosa de este testamento nombro por mi albacea a mi hijo Don Pablo Feliciano de Cuenca y mi otro hijo político Don Ygnacio de la Parra y Aguilar, tomando de mis bienes lo que basta para dicho objeto sin oposición alguna. Declaro estuve casada y velada según orden de Nuestra Santa Madre Iglesia, en primeras y únicas nupcias, con Don José María de Cuenca y Garrido, que falleció en veinte y cinco de agosto de mil ochocientos sesenta (25-08-1860); de cuyo legítimo matrimonio tuvimos por hijos a Don Pablo Feliciano y Doña Juana María viuda de Don Agapito Pérez de las Bacas, a Doña Gregoria difunta mujer que fue del citado Don Ignacio de la Parra, la que dejó un hijo llamado Don José Vicente, y a Doña Micaela casada con Don Pedro Solano Ortega, ambos difuntos, de cuyo matrimonio dejaron tres hijos, llamados María del Rosario mujer de Don Alejo Ors y Salido vecino de Jénabe; Patrocinio y José, estos dos últimos de menor edad; y los bienes que a todos correspondieron por fallecimiento de mi esposo los recibieron oportunamente según consta de la partición que se formó; quedando por solucionar cada uno la mitad de lo que se les entregó al contraer sus matrimonios, cuando se verifique la partición de mis bienes, en igual forma que se hizo en la de su difunto padre mi esposo.

En atención a la menor edad de mis nietos Patrocinio y José, y además al estado de imbecilidad en que desgraciadamente se encuentra la primera, ambos hijos de la Doña Micaela, mi hija, y con arreglo a las facultades que me conceden las leyes vigentes, le nombro por tutor y curador al Don Alejo Ors y Salido vecino de Génabe hermano político de los mismos mediante la confianza que me inspira; y como en el acto de la partición de mis bienes no quede el Don Alejo representándoles, por ser interesado en la herencia su esposa y mi nieta Doña María del Rosario Ortega y Cuenca, nombro por defensor de los mismos a Don Carlos Mejía y Cuenca de esta vecindad, con cuantas facultades sean necesarias para dicho acto, cesando en su cargo cuando se termine la adjudicación y entrega formal de los bienes que les correspondan al Curador Don Alejo Ors. Así mismo nombro por Contadores y jueces árbitros partidores, a Don Gabriel Ruiz y Ruiz y Don Antonio Sandobal y Cuenca de esta vecindad para que juntos, si me sobreviven, practiquen el inventario, división y adjudicación de todos mis bienes entre mis herederos, convencionalmente sin la menor intervención judicial. Si alguno de los nombrados o ambos fallecen antes que yo, quedan desde luego facultados mis herederos y sus legítimos representantes para elegir otros que practiquen dichas operaciones sin que por ningún motivo tenga intervención la autoridad judicial.

Es mi voluntad que la cantidad que se invirtió en librar del servicio militar a mi hijo Don Pablo Feliciano Cuenca, que serían unos seis mil quinientos reales, no se le imputen en parte de pago de la legítima que le ha de corresponder a mi fallecimiento; y si alguno de mis herederos quisiera oponerse a esta determinación, entiéndase desde luego que la mejoro en dicha cantidad.



Y en el remanente que quede de todos mis bienes, derechos y acciones que me pertenecen o puedan pertenecer en lo sucesivo, nombro por mis herederos a mis citados hijos Don Pablo Feliciano, Doña Juana María, a mi nieto Don José Vicente de la Parra y Cuenca, en representación de su madre Doña Gregoria mi difunta hija, a Doña María del Rosario, Patrocinio y José Ortega y Cuenca mis nietos en representación de su madre Doña Micaela, mi difunta hija, para que los partan con igualdad, encargándoles y rogándoles la buena armonía y fraternidad, sin necesidad de ningún género y con la bendición de Dios y la mía.

Y por el presente revoco y anulo cualquier testamento, codicilo o poder para testar que antes haya hecho por escrito, de palabra o en otra forma para que ninguno valga ni haga fe, salvo el presente que hago a honra y Gloria de Dios y de su bendita madre, que quiero se tenga por mi última voluntad en la forma que más haya lugar en derecho. Así lo otorgó sin firmar por no poder por su estado de ciega, lo hacen a su ruego los testigos presenciales Don Pedro Rivera y Pons, presbítero, Celedonio Rivera y Pons, Rogelio Mesas y Muñoz, Estanislao Rivera y Moya y Francisco Serrano y Hurtado, de esta vecindad, que aseguran no tener excepción para serlo a los que y señora otorgante yo Don Martín Mejía y Román Notario del Ilustre Colegio de Granada residencia en esta villa conozco de que doy fe en Villarrodrigo a seis de octubre de mil ochocientos setenta y cuatro (06-10-1874), enterados los conocimientos del derecho a leer esta escritura, lo renuncian, y haciéndolo yo el Notario en alta voz, lo aprueban y de ello y de haber sido otorgado ante mí este testamento doy fe.
Firmado: Pedro Ribera y Pons
Firmado: Celedonio Ribera y Pons
Firmado: Rogelio Mesas
Firmado: Estanislao Ribera
Firmado: Francisco Serrano
Firmado: Martín Megia y Román, Notario.

(Al margen)
Nota: Con fecha de hoy once de marzo de mil ochocientos setenta y cinco, he librado copia de este testamento en un pliego del sello quinto y otro del undécimo, la que he entregado a Don Pablo Feliciano de Cuenca como interesado; doy fe.
Firmado: Megía


miércoles, 11 de julio de 2018

1.743.- Villarrodrigo. Memoria de Sebastián de Bezares. Hipoteca de la Escribanía de número.





1.743.- Villarrodrigo. Memoria de Sebastián de Vezares. Hipoteca de la escribanía de número. (APV, Libro Becerro de la Parroquia de Villarrodrigo. Fol. nº 43)

/43/
Sebastián de Vezares vezino que fue de esta villa, por su testamento vajo de cuia disposizión murió fundó una memoria perpetua de una misa cantada en cada un año, día del Señor San Joseph y para su cumplimiento vinculó la escribanía de número de esta villa, que al presente posehe Bartolomé Salzedo Ortega, vecino de ella, y cumple su carga como consta del Libro Bezerro antiguo al folio nueve y en el antecedente al folio quinze, quien compareció ante su merced el Señor Vicario y Visitador deste Partido, reconoció esta memoria y se obligó a su cumplimiento en toda forma y se obligó con su merced. Villa Rodrigo y octubre onze de mil setezientos quarenta y tres años. = (11-10-1743).
Firmado: Licenciado Don Joseph Aljete López.
Firmado: Bartolomé Salzedo Hortega.
Ante su merced, Diego Pedro Morzillo de la Parra, escribano.

Visitada y cumplida asta este año de 1743.

Visitada y cumplida esta memoria por Diego Pedro Morzillo de la Parra, vecino de esta villa, por este presente año de la fecha, que la reconoció y se obligó de aquí adelante a su cumplimiento por aber comprado la ipoteca y lo firmó. Villa Rodrigo y septiembre 21 de 1756.
Firmado: Licenciado Coronado. (Manuel Antonio Monge Coronado).
Firmado: Diego Pedro Morzillo de la Parra.
Visitada y cumplida asta este presente año. Villa Rodrigo y diciembre 19 de 1758.
Firmado: Licenciado Coronado. (Manuel Antonio Monge Coronado).



Visitada y cumplida asta este año de 1761. Villa Rodrigo y septiembre 2 de 1761 /1762
Firmado: Licenciado Morago. (José Morago y Sanz).
Visitada y cumplida año de 1766.
Firmado: Licenciado Morago. (José Morago y Sanz).

Visitada y cumplida por Doña Ysabel Salcedo asta este presente año de 1767.
Firmado: Fernández. (Agustín Antonio Fernández)
Visitada y cumplida por la dicha este año de 1768.
Firmado: Licenciado Castañón. (Teodoro Castañón).
Visitada y cumplida esta memoria asta este año de 1771.
Firmado: Fernández. (Agustín Antonio Fernández)
Visitada y cumplida esta memoria por los años de 1772 =1773 = 1774 y 1775.
Firmado: Licenciado Solera. (Manuel de Solera Martínez).
.
Visitada y cumplida asta este año de 1778 = 1779 = 1780 = 1781 = 1782 = 1783 y por el 1784 =1785 = 1786.

Visitada y cumplida asta este año de 1790.
Firmado: Bonilla. (Blas de Córdoba Bonilla).
Visitada y cumplida asta el presente año de 1793 y 1794.
Firmado: Gómez. (Pedro Gómez Muñoz).



1.816-02-21.- Villarrodrigo. Memoria de Sebastián de Bezares. Hipoteca de la Escribanía de número. (APV, Libro Becerro IV de la Parroquia de Villarrodrigo. Fol. nº 23)

/23/

Nº 11
Sevastián de Vezarez, vecino que fue de esta villa, por su testamento bajo cuia disposición murió, fundó una memoria perpetua de una misa cantada en cada un año, el día de San Josef según el Bezerro anterior folio 43 y para su cumplimiento dejó vinculado el oficio de la escribanía numeraria de esta villa que posee el ynfrascripto Notario Don Francisco José Matamoros; Quien ante su merced el Bachiller Don Lucas Muñoz y Bueno, Cura Párroco de esta villa, dice la reconoce, se obliga a su cumplimiento anual en toda forma legal, y lo firma en Villarrodrigo a veintiun días del mes de febrero de 1816. Y da fe. = (21-02-1816)
Firmado: Don Lucas Muñoz y Bueno.
Por mi y ante mi, Francisco Joseph de Matamoros.

Visitada y cumplida esta memoria al cargo de Doña Ysavel Matamoros como propietaria del oficio Escribanía de esta villa, que yo el infrascrito sirve en su caveza como su marido, a fin del corriente año en Visita Eclesiástica de Villarrodrigo a 15 de septiembre de 1827. (15-09-1827)
Firmado: Cuenca. (José María de Cuenca)

Se reduce esta memoria a una misa rezada por los congruentes motivos que se han manifestado;  Así lo mandó y firmó el Teniente Vicario Don Pedro José de Nieves  en Segura de la Sierra a 13 de marzo de 1828. (13-03-1828)
Firmado: Pedro José de Nieves.

Visitada y cumplida esta memoria por Don José Plácido Cuenca hasta fin del corriente año inclusive en Villarrodrigo a 17 de octubre de 1831. (17-10-1831)
Firmado: Aguilar. (Genaro López de Aguilar)

/23v/
Visitada y cumplida esta memoria hasta fin del presente año por el Señor Don José María de Cuenca, Villarrodrigo en esta visita eclesiástica a diez y seis de septiembre de mil ochocientos cuarenta y dos. = (16-09-1842)
El Visitador: Licenciado Don Raymundo Velasco.

Visitada y cumplida esta memoria hasta fin de ochocientos cincuenta y dos por Don José María de Cuenca. Villarrodrigo Santa Visita Eclesiástica, veinte y seis de enero de mil ochocientos cincuenta y tres . = (26-01-1853)
El Visitador Eclesiástico, Teniente Vicario: Licenciado Velasco.
Por mandato de su señoría: Ramón de Aguilar, Notario.

Yncautada la Escribanía por el Gobierno.




OBSERVACIONES: En virtud de las Leyes Desamortizadoras, el caudal de esta memoria fue incautado por la Hacienda Pública y sus cargas extinguidas.

Propietarios de la Escribanía de Villarrodrigo según este documento:

1743.- Bartolomé Salcedo Ortega
1756.- Diego Pedro Morcillo de la Parra
1767.- Isabel Salcedo
1768.- Isabel Salcedo
1816.- Francisco José de Matamoros
1827.- Isabel de Matamoros
1831.- José Plácido de Cuenca
1842.- José María de Cuenca
1853.- José María de Cuenca

Sebastián de Bezares fue Escribano público de Villarrodrigo en 1582. Hay otro escribano con el mismo nombre que lo fue al menos desde 1624 hasta 1633. Ambos tienen rúbricas diferentes.


domingo, 24 de junio de 2018

1.626.- Legitimación del Mayordomo de la Ermita de Albanchez.




 1626.- Villarrodrigo. Información de la legitimación del mayordomo de la Ermita de Albanchez, en la herencia del Alférez Jerónimo Yáñez. (Archivo General de Indias, Casa de la Contratación, 368,N.7,R.13. PARES, Pag. 163 a 171).


8)      INFORMACIÓN DE LA LEGITIMACIÓN DEL MAYORDOMO DE LA ERMITA DE ALBANCHEZ (Villarrodrigo 20-3-1626)

/163/
Información de cómo es mayordomo de la ermita y de ser la ermita que el difunto dijo.

Francisco Serrano Muñoz, vezino que soy desta Villarrodrigo y mayordomo que soy de la ermita de la Virgen de Alvanchez, digo que Gerónimo Yañez, Alférez que fue en las Yndias y murió en el Puerto Acapulco y vezino que fue desta Villarrodrigo. Por su testamento y codicilio que hiço, mandó a la dicha ermita de la Virgen de Alvanchez, por una clausula del testamento y otra clausula del codicilo, en la una manda  cinquenta ducados y en la otra cinquenta pesos de plata y un hornamento y para que conste ser la dicha hermita declarada en el dicho testamento y codicilo pido a su merced se haga información a el tenor de la dicha mi petición y se me dé un tanto para que se enbíe a la çiudad de Sevilla a donde está el dicho dinero y ornamento y se haga pago dello a la dicha hermita, pido justicia. Francisco Serrano Muñoz.

De ynformación y para la recevçión y exámen de los testigos se da comissión en forma a el presente escribano y examínense los testigos a el tenor de la petición y haga se le dé el traslado que pide, que desde luego siendo necessario su merçed ynterpone a ella su autoridad y judicial decreto, proveyólo su merçed de Pedro Sánchez Cano, alcalde de hordinario en Villa Rodrigo en veinte días del mes de março de mill y /164/ seiscientos y veinte y seis años y no firmó que dijo no saver. Sevastián de Beçares.

Este día lo notifiqué a el dicho Françisco Serrano en su persona, de que doy fee. Sevastián de Veçares.



Testigo

En la dicha Villa Rodrigo en el dicho día, mes y año, el dicho Françisco Serrano Muñoz presentó por testigo a Lucas Martínez Yañez, vecino desta villa y familiar del santo ofizio de la ynquissición y del qual yo el escrivano reciví juramento en forma de derecho y él lo hiço y prometió de decir verdad y a la petición dijo =
Que bien save que el dicho Francisco Serrano es mayordomo de la ermita de nuestra señora de Alvanchez desta villa y como tal administra sus bienes, esto por nombramiento que en él hiço el concejo desta villa y lo save porque siendo este testigo el año pasado mayordomo de la dicha hermita, abiéndosele tomado la quenta de los bienes y rentas della, nombraron por sucesor al dicho Francisco Serrano, a quien este testigo le a pagado su alcanze y porque le ve aser y exercer el dicho oficio de tal mayordomo y que es cierto perteneçerle a la dicha hermita los cinquenta ducados y cinquenta pesos de plata de a ocho reales cada uno y el ornamento /165/ que el Alférez Gerónimo Yañez, su hermano deste testigo, que murió en el Puerto de Acapulco por su testamento mandó a la hermita de nuestra señora de Alvanchez desta Villa Rodrigo, por ser como es ella la llamada en el dicho testamento e no aver cosa en contrario y lo save este testigo porque ha visto el testamento del dicho Alférez y porque no ay otra hermita ni ymajen deste nombre y porque el dicho su hermano tenía muy gran deboción a la dicha ymajen de nuestra señora de Alvanchez desta villa y que esto es la verdad so cargo de su juramento, dijo ser de hedad de cinquenta y seis años poco más o menos y lo firmó. Lucas Martínez Yañez. Ante mi, Sevastián de Veçares.



Testigo

En la dicha Villa Rodrigo, en los dichos veinte días del mes de março de mill  y seiscientos y veinte y seis años, el dicho Franzisco Serrano Muñoz presentó por testigo a Alonso Fernández el Biejo, veçino desta villa, del qual yo el escrivano reciví juramento en forma de derecho y él lo hiço y prometió de decir verdad y a la petición /166/ dijo que el dicho Francisco Serrano, que lo presenta por testigo es tal mayordomo y administrador y recaudador de los vienes y rentas de la ermita de nuestra señora de Alvanchez desta villa, nombrado por el concejo della y como tal lo ve y a bisto vsar y ejerçer el dicho oficio sin que aya otro mayordomo ni otra hermita yntitulada de la Virgen de Alvanchez y que a oído decir que cierta manda a dineros y un ornamento que el Alférez Gerónimo Yañez, natural que fue desta villa y murió en las Indias, en el Puerto de Acapulco a quien conoçió muy bien antes que se fuese desta villa, hiço a la dicha ermita, está en las Cajas de Difuntos de la Real Casa de la Contratación que reside en la ciudad de Sevilla y que es çierto y sin duda por las caussas arriva dichas que la dicha manda a dineros y ornamento le perteneçen a dicha ermita y a dicho Francisco Serrano su mayordomo y por ser como es la llamada en el dicho testamento y por esto y porque el /167/ dicho Alférez y todos los demás de su linaje le an sido y son muy debotos de la dicha ymajen tanto por Lucas Martínez Yañez vecino en esta villa, hermano de dicho Alférez, a sido mayordomo de la dicha hermita por su devoçión, más de veinte años hasta el próximo pasado de seiscientos y veinte y çinco y que esto es la verdad so cargo de su juramento que fecho tiene y que es de hedad de setenta años, poco más o menos y no firmó que dijo no saver, ante my Savastián de Veçares.



Testigo

En la dicha villa, en el dicho día, mes y año dichos, Francisco Serrano presentó por testigo a Juan López Solano, veçino desta villa y dél yo el escrivano reciví juramento en forma de derecho y él lo hiço y so cargo del qual preometió de decir verdad y a la petición =
Dijo que a oído deçir que el Alférez Gerónimo Yañez, natural que fue desta villa, a quien conoció muy vien el testigo, que murió en las Indias, en el Puerto de Acapulco y que por su testamento so cuya dispusición murió hiço cierta manda reales y pesos de /168/ plata y un ornamento a la hermita de nuestra señora de Alvanchez desta villa y que todo esto está depositado en las Cajas de Difuntos de la contratación de las Yndias que reside en la ciudad de Sevilla y que siendo esto ansí la hermita llamada de nuestra señora de Alvanchez en el dicho testamento es la de quien el dicho Francisco Serrano es tal mayordomo y por quien pide la dicha cantidad y a quién le pertenece como a tal mayordomo y su administrador y recaudador de sus bienes propios y rentas y que es cierto que la dicha manda si la hiço fue para la dicha hermita por serle el dicho Alférez y los demás sus deudos desta villa muy debotos a la dicha ymajen y que esto es la verdad so cargo de su juramento que fecho tiene y que es de hedad de çinquenta y siete años, poco más o menos, y lo firmó, Juan López Solano. Ante mi, Sevastián de Veçares.



Testigo

En la dicha Villa Rodrigo, en el dicho día, mes y año dichos, el dicho Francisco Serrano Muñoz presentó por testigo a Juan López de Garçipérez, vecino desta villa, del qual /169/ yo el escrivano reciví juramento en forma de derecho y él lo hiço y prometió de decir verdad y a la petición dijo =
Que bien save el testigo que el dicho Francisco Serrano que lo presenta es tal mayordomo administrador y recaudador de los bienes propios y rentas de la ermita de nuestra señora de Alvanchez desta villa, nombrado por el concejo dello y a oído decir que están depositados en las cajas de Difuntos de la Real Casa de la Contratación que reside en la ciudad de Sevilla, cien ducados poco más o menos y vn ornamento que le mandó a la dicha hermita por su testamento y codicilio con que murió en las Yndias en el Puerto de Acapulco el Alférez Gerónimo Yañez, vecino y natural que fue desta villa a quien el testigo conoció muy bien antes que della se fuese para las Yndias y es cosa cierta y sin duda que si hiço la dicha manda le pertenece y la a de aver la dicha ermita y el dicho Francisco Serrano en su nombre por no aver como no ay otra ermita en esta villa del nombre della y ser ella la llamada en el testamento y porque el dicho Alférez y sus deudos desta villa siempre le an sido y son muy devotos a la ymajen de nuestra señora de Alvannchez desta dicha villa y que esto es la verdad so cargo de su juramento que hecho tiene, dijo ser de hedad de setenta años poco más /170/ o menos y no firmó que dijo no saver. Ante mi, Sevastián de Veçares.



En Villa Rodrigo, en veinte días del dicho mes y año dichos, ante su merced del dicho alcalde, el dicho Francisco Serrano dijo que por aora no quiere presentar más testigos, que pide a su merced mande se le de un traslado desta ynformación como lo tiene pedido ynterpuniendo a él su autoridad y judicial decreto, pidió justicia y lo firmó, Francisco Serrano Muñoz. Sevastián de Veçares.

Su merced del dicho Pedro Sánchez Cano, alcalde hordinario, mandó se le dé el dicho traslado y los demás que pidiere en la forma y para el efeto que los pide que siendo nezesario su merced ynterpone a ellos y a cada uno dellos su autoridad y judicial decreto y ansí lo proveyó y mandó y no firmó que no firma. Sebastián de Vezares.



Este día lo notifiqué a Francisco Serrano, doy fee. Sebastián de Veçares. =
E yo Sebastián de Beçares escrivano por el rey nuestro señor, público y del cabildo desta Villarrodrigo, en propiedad y vezino della, fui presente a lo que de mi se hace mençión y lo signé y firmé y llebé de derechos deste traslado dos reales, no más, doy fee.
En testimonio de berdad. Firmado: Sebastián de Beçares, escrivano.



Nos Juan de Corral, escrivano por el Rey nuestro señor y notario por autoridad apostólica y el Licenciado Martín Muñoz Novillo, presbítero, tam/171/bien notario apostólico, vezino desta Villa Rodrigo, certificamos y damos fee a quien el presente viere que Sebastián de Bezares, escrivano público y del ayuntamiento desta villa, de quien va signada y firmada la información y autos de arriba es tal escrivano, fiel y legal y de confianza y que a las scripturas y autos que ante él han passado y pasan de ha dado y se da siempre entera fee y crédito como fechas por tal escrivano y para que conste dimos el presente en Villa Rodrigo a tres días del mes de abril de mill y seiscientos y veynte y seis años y lo signamos.
En testimonio de verdad. Firmado: Juan de Corral, escribano.
En testimonio de berdad. Firmado: Martín Muñoz Novillo, notario.