Buscar en este blog

Cargando...

lunes, 18 de julio de 2016

1.626.- Notificaciones y auto del Vicario en la herencia de Martín Sánchez de Moya




1626.- Herencia de Martín Sánchez de Moya. (Archivo General de Indias. Casa de la Contratación, 365,N.1,R.5. PARES).


24) VILLARRODRIGO (6-7-1626) NOTIFICACIONES Y AUTO DEL VICARIO.

/211/
En Villa Rodrigo a seis días del mes de julio de mil seiscientos veynte y seis años, el Señor Licenciado Domingo de Lazcano, del hábito de Santiago, Vicario y Visitador General perpetuo desta villa y su partido, nullius diocessis =

Dixo que Martín Sánchez de Moya, natural que fue desta villa y murió en las Indias, por su testamento mandó a las ánimas de purgatorio e iglesia mayor desta villa, todos su bienes y se traxeron a la Cassa de la Contratación de la cibdad de Sevilla y en ella se recibieron por parte del Concejo desta villa quatrocientas y ochenta y dos mil y ciento y sesenta maravedíes, los ochenta y nueve mil y doscientos y ochenta y nueve maravedíes en plata y lo demás en moneda de bellón, los quales con más veynte mil y ciento y veynte y ocho maravedíes del premio de los trueques de la plata, debieron imponer en censo según la voluntad del dicho testador y por las quentas que su merced le tomó de la distribución e imposición del dicho dinero parece que faltan por imponer mill pesos que valen treynta y quatro mill maravedíes, los quales dieron por pas /212/ tos que por ser excessivos y superfluos, su merced con vista de las dichas quentas por este su auto manda se les notifique a Diego de Avilés y Francisco Martínez Vilches alcaldes ordinarios, Juan Díaz Poveda, Urban Sánchez  y Juan de Bes regidores que fueron y a Juan Vázquez y Francisco de Avilés sus fiadores en virtud desta obediencia y so pena de excomunión mayor que dentro de tres días primeros siguientes de cómo se les notifique exhiban de manifiesto ante su merced los dichos mill pesos que valen treinta y quatro mill maravedíes para que se impongan y den a censo o exhiban y muestren scriptura por donde parezca averlos impuesto en persona y con las ypotecas seguras, con apercibimiento que el término passado procederá a apgravación y reapgravación de las censuras y apremio conforme a derecho y por este su auto ansí lo proveyó y mandó y firmó, El Licenciado Lezcano Guruchantigui. Por su mandado, Juan de Corral, notario.

Notificación
Este día lo notifiqué a Francisco de Avilés en su persona, de que doy fee, Juan de Corral, notario.

Notificación
Este día lo notifiqué a Juan Vázquez /213/  de Vico, en su persona, doy fee, Juan de Corral, notario.

Notificación
En Villa Rodrigo a doce días del dicho mes y año, lo notifiqué a Juan de Bes, en persona, Juan de Corral, notario.

Notificación
Este día lo notifiqué a Diego de Avilés en su persona, Juan de Corral, notario.

Notificación
Este día lo notifiqué a Francisco Martínez Vilches en su persona, doy fee, Juan de Corral, notario.

Notificación
En Villa Rodrigo en el dicho día, mes y año, lo notifiqué a Urban Sánchez, en su persona, Juan de Corral, notario.

Notificación
Este día lo notifiqué a Juan Díaz Pobeda en su persona de que doy fee, Juan de Corral, notario.

Petición
Francisco Martínez Vilches, Diego de Avilés, Juan Díaz Pobeda, Juan de Bes, Urban Sánchez, alcaldes y regidores que fuimos desta villa el año de seiscientos y veinte y cinco, y Juan Vázquez y Francisco de Avilés, sus fiadores, decimos que su merced nos mandó imponer a censo mill pesos que dixo aver faltado de la quantidad que Martín Sánchez de Moya, natural desta villa, que murió en las Indias, mandó a la yglesia mayor y ánimas de purgatorio y por avernos appremiado con cen /214/ suras los avemos impuesto como consta deste testimonio de que hacemos demonstración, pedimos y supplicamos a vuestra merced mande que se añadan a lo demás impuesto en la tabla de las memorias y se nos dé por testimonio para guarda de nuestro derecho, pues es justicia y para ello etca.
Diego de Avilés, Francisco Martínez Vilches, Juan de Bes, Juan Vázquez.


 Autto
El señor Licenciado Domingo de Lezcano Guruchantigui, del hábito de Santiago,, Vicario y Visitador General perpetuo deste partido de Villa Rodrigo, que es nullius diecesis e inmediata a la sede apostólica, vista esta petición y testimonio de la imposición de los mill pesos a censo, lo ubo por notorio y mandó que se ponga razón dello con lo demás impuesto de la hacienda de Martín Sánchez de Moya , en la tabla de las memorias perpetuas de la yglesia mayor desta villa y se les dé el testimonio que piden y ansí lo proveyó y firmó, en Villa Rodrigo, en primero día de agosto de mill y seiscientos y ve /215/ ynte y seis años. El Licenciado Lezcano Guruchantigui. Por su mandado, Juande Corral, notario.

E yo el dicho Juan de Corral, notario por autoridad apostólica y público de la audiencia eclesiástica desta Villa Rodrigo, doy fee que puse la razón contenida en el mandamiento de arriba, en la tabla de las memorias desta yglesia y lo firmé en Villa Rodrigo a primer día de agosto de mill y seiscientos y veynte y seis años. Juan de Corral, notario.

E yo el dicho Juan de Corral, notario por autoridad apostólica, público de la audiencia eclesiástica y vezino desta Villa Rodrigo, fuy presente a todos los autos de arriba en que de mi se hace mención, de que doy fee y lo signé y firmé.
En testimonio de verdad.
Firmado: Juan de Corral, notario.

Yo Sebastián de Beçares, escribano por el rey nuestro señor, público y del ayuntamiento desta Villa Rodrigo y vecino della, certifico a los quel presente vieren que los autos de arriba que ban signados y firmados de Juan de Corral, notario /216/ notario lo es de la audiençia eclesiástica desta villa aprobado y como tal se le dan a los autos que ante él pasan entera fe y crédito y lo signé en Villa Rodrigo en nuebe días del mes de agosto de mill y seiscientos y veynte y seys años.
En testimonio de verdad.
Firmado: Sebastián de Beçares, escribano.




viernes, 17 de junio de 2016

1.507.- Visita de la Orden de Santiago a los hornos de Villarrodrigo




1507-07-08 -Visita a los Partidos de Sierra de Segura y Murcia. 6) Visita a los hornos de Villarrodrigo. (AHN. Guía de las OO.MM. Mss. Santiago. Sign. 1072 C pág. 96).


Villa Rodrigo Encomienda de Segura


/96/
Horno

Ay en el dicho lugar dos hornos de poya que estavan arrimados a la barrera de la dicha torre e pártelos un tayhque de adobes, en los quales dichos hornos, los visytadores pasados mandaron hacer varios reparos, hallaronse hechos.

Agora los visytadores presentes hallaron que en el primer horno que tiene la capilla común entrando a la mano derecha tenya neçesydad de se adobar e se solar allí junto con la puerta porque estava dovado lo losado e reajado todas las cosas de dicho horno de largo a largo que fue tasado por Fernando Alonso maestro albañyl que costaría y ser menester quinientos e diez maravedíes. DX (510,00).

Yten enlusyr los poyos de los dichos hornos con yeso lo alto y haseras de ellos y çerrar un agujero que se hiço en el dicho taybique y con sus adobos e yeso fue apreçiada y tasada de cada cosa por Pascual Lopes y otro vesynos de Bayonas con juramento en quinientos e diez maravedíes. DX (510,00).

Asy que montaron las dichas obras que agora nuevamente se mandaron hacer mill veynte maravedíes. IuXX (1.020,00).             

Los quales dichos maravedíes se tomaron de Juan Martines del Campo arrendador de ciertas rentas pertenecientes al dicho concejo e se pusyeron de por Diego Martines, Bartolomé Simón vesynos de dicho lugar el qual se obligó de facer las dichas obras dentro de dos meses próximos siguientes so pena de cinco mill maravedís para redimiento de captivos e para ello obligó su persona e bienes e quedó en su poder relación de las dichas obras y se obligó en las dichas penas de llevar fee dentro un año ante los dichos visitadores a berlo (¿) y de que estovyeren de cómo las hiço e acabó, testigos que fueron presentes Gonzalo de Avilés y Antón Serrano vecinos de dicho lugar.



COMENTARIO: Los hornos de pan, “poyas” o “hornos de poyas” eran unidades productivas monopolio santiaguista, controlado por la Encomienda de Segura que se encargaba de su construcción y reparaciones y cobraba por su utilización por parte de los vecinos, normalmente mediante arriendo.

Villarrodrigo tenía dos hornos de pan, llamados de Arriba y de Abajo y estaban uno junto al otro.
En la Visita de 1495 los dos hornos eran nuevos y por tanto no necesitaban reparaciones.

En esta visita de 1507 nos dice: “… dos hornos de poya que estavan arrimados a la barrera de la dicha torre e pártelos un tayhque de adobes…” Esto nos sitúa los hornos junto a la barrera, cortijo o muralla que rodeaba la torre. Esta situación coincide con la que se describe en el Catastro del Marqués de la Ensenada (1755) que dice que estaban situados en la plaza: Asi mismo ay dos hornos de cozer pan propios de la Encomienda de dicho Serenísimo Señor Infante D. Luis situados en la plaza, los que traen por arriendo Joseph Martínez y Juan Garzia Polo en la cantidad de seiszientos reales cada uno”

En la Visita de 1554 nos informa que el horno de arriba era una buena casa y a una parte tenía la Capilla de horno y el de abajo era una casa mediana y ambos hornos están en una casa atajada por medio con una pared.



martes, 14 de junio de 2016

1.940.- Memoria Histórica. Daniel Ojeda Tirado. Juez Municipal. Sobreseimiento.




1940-05-7.-Memoria Histórica. Daniel Ojeda Tirado. Sobreseimiento. (Archivo del Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla. Memoria Histórica. IEG. Procedimiento sumarísimo de urgencia  Nº 42.799 Docs. 1-23-26-27 )

/1/ Carátula del Expediente

EJÉRCITO ESPAÑOL
AUDITORIA DE GUERRA DEL EJERCITO DE OPERACIONES DEL SUR
PLAZA DE Orcera
Procedimiento Sumarísimo de Urgencia núm. 42.799
PROCESADO: Daniel Ojeda Tirado
En prisión preventiva en Villacarrillo
Desde el día:
Por el delito de Rebelión

/23/ Escrito de Camilo Amaro García

El que suscribe, Camilo Amaro García, Licenciado en farmacia, de 42 años de edad y con ejercicio en Huelma (Jaén). Detenido el día 19 de Julio de 1936 en Huelma, conducido después, en los trenes de la muerte, desde Jaén a Alcalá de Henares (11 de Agosto de 1936), después a la prisión de Porlier en Madrid, después a un destacamento de trabajadores en Nuevo Baztán (Madrid), donde fue dado de baja por padecer una lexión cardiaca adquirida, bajo juramento de decir verdad declara:

Que conoció al exJuez de Villarrodrigo (Jaén), D. Daniel Ojeda Tirado, con motivo de haber venido de Madrid refugiado a dicha población, por ser peligrosísimo para su vida el regresar a su domicilio.

Que ha observado durante los 15 meses últimos de la dominación roja una conducta intachable por parte del Sr. Ojeda Tirado tanto con el que suscribe como con otros elementos que se encontraban en parecidas condiciones hasta el punto, que constándole que el exponente era un destacado elemento de la persecución de que eran objeto las personas de orden de su pueblo, según pudo ver en el Boletín Oficial de la provincia de 12 de Septiembre de 1938, en una requisitoria, por la que se encargaba a las autoridades provinciales la busca y captura del que habla, por haber sido acusado ante el Tribunal Popular de Jaén de CONSPIRACIÓN A LA REVELIÓN, le aconsejó que no se presentase e hizo desaparecer el número del Boletín, para que no pudiese caer en otras manos delatoras.

También ha visto muchas veces comentar el Sr. Ojeda con júbilo los triunfos de las armas nacionales.

Por todo lo que y a petición del interesado para que lo haga constar donde le convenga le firmo la presente visada por la Comandancia de este puesto de Guardia Civil y F.E.T. y de las J.O.N.S. de este pueblo.

Huelma a 31 de Enero de 1940.
Firmado: C.Amaro


Camilo Amaro García

/26/ Escrito de Ángel Sabador García

Membrete: Prensa Española. A.B.C. Blanco y Negro.
Madrid, 15 de Diciembre de 1939. Año de la Victoria.

Sres. Francisco Ojeda, Antonio Arias, Guillermo Marín, Daniel Ojeda.

Mis queridos amigos: Cada vez que me llegan noticias de ustedes se me angustia el corazón y mi conciencia de hombre honrado se encabrita furiosa contra los malvados que quieren ¡infames! deshonrar un Movimiento que ha costado muchísimos miles de vidas, torrentes inagotables de sangre, por hacer una España mejor, más pura y más justa. Y quisiera tener en mis manos el poder de Júpiter mitológico para pulverizar en el acto a los culpables: esos caciques, que el Cielo confunda, que andan sueltos por muchos pueblos mártires de nuestra España torturada.

El triunfo de Franco, la Revolución de la Falange, la bizarría y la gloria de nuestro ejército, no pueden ir uncidas a la zaga de la carreta pueblerina de cualquier cazurro, cacique de aldea, falsificador, ladrón y usurero. ¡Eso nó!. Si alguien ha creído tal cosa, está equivocado. Puede darse el caso –ustedes son un ejemplo doliente de ello- de que momentáneamente y valiéndose de diabólicos recursos aparezcan triunfantes esos hombres que siempre fueron el descrédito de España, pero no se olvide que por encima de ellos hay hombres pobros y buenos, rectos y justos, que dirán la última palabra. Cada uno tendrá su merecido, no lo duden.

Por eso, por la fe en la justicia de Franco y la esperanza en la de Dios, ustedes deben mantener tenso el espíritu ante esa prisión a que se les ha sometido. Ni encogimientos, ni cobardías. La conciencia es la que manda y esa … ¡yo estoy seguro de que no la tiene manchada!. Quien como yo ha convivido junto a ustedes las inquietas horas de la guerra, poniendo cada día y cada hora una angustia, una alegría, una plegaria, un temor, un anhelo, siempre en servicio y devoción de la Causa de Franco, no puede dudarlo un momento. Los que nos hemos abrazado llorando cuando nos llegaban noticias de los triunfos de nuestro glorioso Ejército Nacional y sentíamos junto al nuestro el latir jubiloso del corazón amigo ¿Cómo no ha de indignarse ante la maquinación indigna?.

Los que afirmen que ustedes son hombres de izquierdas o simpatizantes de ellos, son dignos de la horca. Porque los falsarios que destrozan una familia, y otra y otra, por el simple placer de depositar su baba rencorosa en los lugares donde más daño pueden hacer, no merecen otro castigo.

Que Dios ilumine a los juzgadores, y a esos jueces castrenses de puño de hierro y corazón de niño que están poniendo tan alto el pabellón de la Justicia en España, y que tras la libre absolución de ustedes, la emprendan contra los acusadores; porque la salud de España exige que se la limpie de gente de su jaez. ¡Arriba España!, amigos míos.

Un abrazo muy fuerte.

Ángel Sabador. Rubricado
Firmado: Ángel Sabador
Blasco de Garay, 8.-1º.-dª.
Madrid





/27/ Auto de sobreseimiento


AUTO DE SOBRESEIMIENTO

En Orcera a siete de Mayo de mil novecientos cuarenta.

RESULTANDO: Que el presente Procedimiento Sumarísimo de Urgencia se inició en virtud de Orden de Proceder número 42.799, del Sr. Capitán Jefe de los Servicios de Justicia en la Zona 4ª de la Auditoria de Guerra Córdoba-Jaén, contra el inculpado DANIEL OJEDA TIRADO, denunciado como autor moral o inductor de la muerte de Don Pedro Polidura Ortega que fue ejecutado en Jaén en cumplimiento de la sentencia dictada por el llamado Tribunal Popular.

RESULTANDO: Que de las diligencias practicadas y de los informes emitidos por la Comandancia de la Guardia Civil y de la extinguida Policía Militar, se desprende los buenos antecedentes y conducta del inculpado, como asimismo su ideología política afín a los Partidos que integraron el Glorioso Movimiento Nacional, con la que fue consecuente durante el periodo de la dominación roja, si bien continuó durante todo él, desempeñando el cargo de Juez Municipal que ostentaba desde 1934.

RESULTANDO: Que durante todo el periodo de la contienda Nacional vivió el encartado en Villarrodrigo, atento tan solo a las funciones propias del cargo de Juez Municipal, sin participación directa e indirecta en la política de la villa, a la que siempre mostró su aversión, viviendo por el contrario en perfecta compenetración y contacto con otros elementos de derechas convecinos y con personas que para escapar a la furia roja buscaron abrigo y refugio en Villarrodrigo.

RESULTANDO: Que en las declaraciones de los testigos y más concretamente en la de los componentes del Frente Popular de la villa, se acredita la imposibilidad de que el inculpado influyera en el ánimo de los mismos, cuando emitieron los informes o comparecieron como testigos de cargo del Sr. Polidura, guiados del propósito criminal de conseguir el fallo del Tribunal Popular de Jaén que condenó a aquel a la pena capital, cumplida algún tiempo más tarde.

CONSIDERANDO: Que de los hechos relatados se infiere que tanto el Autógrafo que el Sr. Polidura escribió en la Cárcel Provincial de Jaén en los últimos días de su vida como los informes de la Jefatura de F.E.T. y de las J.O.N.S. y Alcaldía de la villa, están animados, (ya lo expresa el Comandante Militar de Villarrodrigo en su informe) de una pasión política que les lleva, de buena fe sin duda, a acusar al inculpado de los hechos revolucionarios ocurridos en Villarrodrigo y del crimen perpetrado en la persona del citado Sr.

CONSIDERANDO: Que los hechos relatados no son constitutivos de figura delictiva, prevista y penada en el Código de Justicia Militar, Bando declarativo del Estado de Guerra, y demás Leyes penales, si bien pudieran estarlo en la Ley de Responsabilidades Políticas, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 535 y 537 del citado Código Castrense, y vistos además de los artículos citados los Decretos 55 y 191, S.S. por ante mí el Secretario dijo: Propóngase el Sobreseimiento provisional de la presente causa seguida contra el inculpado DANIEL OJEDA TIRADO, sin perjuicio de la responsabilidad que pudiera corresponder a éste a tenor de lo dispuesto en la vigente Ley de Responsabilidades Políticas; elévense las actuaciones a la Superioridad para la resolución que estime en justicia, notificación del interesado y archivo de la Causa en su caso.

Así lo mandó y firma S.S. Don Miguel Blesa Moreno, Juez Militar número 3º de esta plaza y su partido, e Instructor de la presente Causa, de que yo el Secretario que refrenda, doy fe.

COMENTARIO: Daniel Ojeda Tirado, en 1.940 tenía 63 años de edad, de estado casado, de profesión labrador, natural y vecino de Villarrodrigo. Desempeñó el cargo de Juez Municipal desde 1934 hasta 1939.



miércoles, 25 de mayo de 2016

1.626.- Certificación de las hipotecas establecidas en la herencia de Martín Sánchez de Moya




1626.- Certificación de las hipotecas establecidas en la herencia de Martín Sánchez de Moya. (Archivo General de Indias ,Casa de la Contratación, 365,N.1,R.5. PARES).


23) VILLARRODRIGO (17-12-1626) Certificación de las hipotecas establecidas en la herencia.

/175/

Yo Sebastián de Bezares, escribano por el rey nuestro señor, público y del ayuntamiento de esta Villa Rodrigo, en propiedad y vezino de ella, que es en el partido de Sigura de la Sierra.
Certifico y doy fee a los señores presidente y demás justicias y oficiales de la Real Casa de la Contratación de las Yndias que reside en la ciudad de Sibilla y a otras qualesquier justicias de su magestad, como del dinero de la herencia y bienes que quedaron por muerte de Martín Sánchez de Moya, natural de esta villa, que murió en las Yndias, que es lo que se truxo de dicha real casa y se entregó a los mayordomos de la yglesia mayor de esta villa y ánimas de purgatorio de ella, como herederos que fueron del dicho Martín Sánchez, en doce días del mes de julio próximo pasado de este presente año, abiendose pedido por parte de Diego de Abilés, Francisco Martínez Bilches y Urban Sánchez, vecinos de esta villa por ante mi como tal escribano y por ante Fernando Martínez de Bes alcalde hordinario que entonces era, se las diesen a censo del dicho caudal de lo que tocó a las ánimas de purgatorio, catorce mill quinientos y sesenta y nuebe maravedíes y para su seguridad dieron por hipotecas los bienes siguientes: XIIIIuDLXIX (14.569.-)

-          Una viña en el pago de la Mota, término de esta villa, de hasta ochocientas bides, linde con viñas de Juan de Corral y de Alonso Muñoz, de Thomás Muñoz vecinos de esta villa, que dixeron salen cuatrocientos y cuarenta reales.
-          Una haça de labor en la Fuente el Campo, término de la villa de Sigura, común con esta, de hasta doce fanegas de trigo en sembradura, linde con /176/ tierras de Francisco López de Haranda vecino de esta villa que dixeron valer doscientas y sesenta reales.
-          Un guerto en el Tirador que dicen, término de esta villa, de diez celemines de cañamón en sembradura, poco más o menos, con seis morales y otros árboles, linde con guertos de Christóbal Martínez Barranco y de Andrés López Bilches, vecinos de esta villa y dixeron baler quinientos y cinquenta reales.

y que todos los dichos bienes son suyos propios y de todo se les manda dar y dieron ynformación y bista por el dicho alcalde mandó que Luis Pérez, mayordomo de las dichas ánimas les diese la dicha cantidad a censo con las dichas hypotecas y en el dicho día, por ante mi, se obligaron todos tres de mancomún hypotecaron las dichas heredades y en trece días del dicho mes y año, Juan Bazquez de Bico, Juan de Bes y Francisco de Abilés, vecinos de esta villa, por ante mi, juntos de mancomún se obligaron y hicieron censo principal en fabor de la yglesia mayor de esta villa y del partido: Alonso el Rubio fue mayordomo y de la memoria que dicho Martín Sánchez dejó a dicha yglesia por catorçe mill quinientos y sesenta y nuebe maravedíes abiendo primero precedido sus juramentos ante el dicho alcalde y declarado que para la seguridad del dicho censo principal y réditos hypotecaría los bienes siguientes: XIIIIuDLXIX (14.569.-) /177/

-          Dicho Juan Bázquez una casa de morada en esta villa, linde con casas de los herederos de Francisco Rubio y de Miguel de Burgos, vecinos de esta villa, que dixen balen dos mill reales.
-          Y dicho Francisco de Abilés una casa demorada en esta villa, linde con casas de los herederos de Francisco Bonache y de Mateo Guerrero, vecinos de esta villa y dixeron balen mill reales.
-          Y dicho Juan de Bes una guerta en la Madre que dicen, término de esta villa de diez celemines de cañamón en sembradura con dos morales y otros árboles frutales, linde con guertos de Lucas de Ves y de Fernando Martínez de Bes, vecinos de esta villa y dixeron baler quinientos reales y ser suyos propios y por dicho alcalde les fue mandado dar y dieron cierta ynformación y bista por auto que proveyó mandó que dicho mayordomo le diese en censo principal dicha cantidad, obligándose como se obligaron de mancomún e hypotecando las dichas heredades como las hypotecaron.
-          Y en el dicho día, mes y año Juan Díaz Pobeda, vezino de esta villa, se obligó y hiço censo principal quatro mill ocho cientos y sesenta y dos maravedíes IIIIuDCCCLXII (4.862.-), la mitad de las ánimas de purgatorio y la otra mitad /178/ a la yglesia mayor de esta villa y a los mayordomos con que parece aberse ympuesto y acabado de ymponer a la tenencia y caudal del dicho Martín Sánchez, fuera costas y gastos sigún dichos mayordomos dixeron y para la seguridad de este censo hypotecó una casa de morada en esta villa, linde con casas de Juan Gómez su yerno vecinos de esta villa, la qual dijo baler ochocientos reales sigún su pedimiento ante el dicho alcalde de que le mandó dar y dio ynformación de dicho balor y que es suya propia y dada por auto que proveyeron a dichos mayordomos le diesen la dicha cantidad =

como todo consta y pareçe por los dichos pedimientos mandan ynfrmaciones e ymposiciones de censo que están en mi poder a quien el rédito y para que de ello conste de pedimiento del dicho mayordomos del presente, en Villa Rodrigo, en diez y siete días del mes de diciembre de mill y seis cientos y veinte y seys años y lo signé y firmé.
En testimonio de verdad. Sebastián de Beçares.