Buscar en este blog

martes, 10 de septiembre de 2019

1.815.- Memoria del Licenciado Don Francisco Vázquez, natural de Villarrodrigo.





1.815.- Villarrodrigo. Memoria del Licenciado Don Francisco Vázquez, natural de Villarrodrigo que fue Cura de La Puerta. (APV, Libro Becerro de la Parroquia de Villarrodrigo. Fol. nº 259)

/259/
En 20 de julio de 1783, por escritura otorgada ante Francisco Josef de Matamoros, escribano de este número por Don Francisco Bazquez, Presvítero, natural de esta villa y cura que fue de la Puerta, vendió a Antonio Pretel, de la misma vecidad, un pedazo de tierra que es quiñón en el sitio de la Calera (hoy con igual nombre en el carril de los Callejones donde existía un horno de cal) y linderos notorios que lo son; otro pedazo que era del Patronato de Vico agregado oi a la fábrica de esta Parroquial, con el Rio, el camino de la Mancha (hoy carril de los Callejones) y tierras del poseedor actual, con carga de una misa anual y obligación de la entablación en el Bezerro; dicho pedazo de tierra es de cavida de once zelemines de trigo, y lo posee actualmente Francisco Montalbo, quien compareció ante su merced el Señor Don Julián Harrea y Montoya del havito de Santiago, Vicario Jeneral de este Partido, reconoció esta memoria, se obligó a su cumplimiento y lo firmó siendo testigo Juan Muñoz, Feliciano de Mesas y Martín Pareja, de la misma vecindad y lo firmo en Villa Rodrigo a 31 de enero de 1815.
Firmado: Francisco Montalbo.



COMENTARIOS:
Don Francisco Bázquez aparece en la Capellanía de San Juan Bautista, en el año 1793 como Cura de La Puerta ya difunto.

“26ª
Otra escritura, su principal 192 reales, réditos 5 reales y 26 maravedíes, que impuso Bartolomé Sánchez de Abilés y María Rodríguez ante Sebastián de Santa Cruz en 19 de marzo de 1604 (19-3-1604); y reconocida últimamente por Diego Serrano ante Diego de Bezares en 4 de marzo de 1655 (4-3-1655); oy posehe la ypoteca su mitad Alfonso Jiménez y paga sus réditos y la otra la posehía don Francisco Bázquez, cura de La Puerta ya difunto, y tiene varios atrasos, y es un majuelo con olivas en lo alto de la hombría de la Cuesta de la Madre, entre el camino de la Cañada de Enmedio y el del Soto; y por la parte del mediodía con tierra de don Pedro Salcedo”



sábado, 17 de agosto de 2019

1.620.- Santa y ejemplar vida de Fray Francisco de la Asunción.





1.620.- Fray Francisco de la Asunción. (Google-Libros. Choronica de los descalços de la Santísima Trinidad. Redentores de cautivos. Padre Fray Diego de la Madre de Dios. Libro II. 2º Capítulo General, Cap. 21, pág. 341-351 )

DEL SEGUNDO CAPÍTULO GENERAL.
ELECCIÓN DEL MUY RELIGIOSO PADRE FRAY FRANCISCO DE LA ASUNCIÓN EN VICARIO GENERAL.

DE SU SANTA Y EJEMPLAR VIDA. CAP XXI.

Año 1620

1.- Iuntos los Vocales en Toledo, Sábado antes de la Dominica quarta después de Pascua, a diez y seis de Mayo, año de mil y seiscientos y veinte, eligieron por Vicario General al muy Religioso Padre Fray Francisco de la Asumpción, que la tarde antes del Capítulo avía llegado de Roma, donde era Ministro y Procurador General de aquella Curia. De lo qual se puede colegir, que poca parte tuvo en su elección; más tuvieronla su santa vida, y la fragancia de sus virtudes, que atrabesando con presteza mar y tierra, se adelantaron e informaron con verdad de sus aventajadas prendas, y assí quando él llegó, ya estavan los Capitulares en hazerle Prelado Superior; cosa que estrañó mucho, y no lo sintió menos. Procuró impedirlo; pero como era disposición Divina, no valieron sus diligencias. En este capítulo se remitió al Definitorio General, que muy de espacio, y con particular atención remirassen las contituciones. Con toda esta advertencia, y desvelo se ha procedido en las leyes que se han hecho.

Año 1623

2.- Sábado antes de la Dominica quarta después de Pascua, a treze de mayo de mil seiscientos y veinte y tres años, se celebró en Toledo Capítulo intermedio, y en él renunció el Vicario General el oficio (acción que ya avía hecho en un Definitorio al principio del segundo año de su sexsenio) renunció tan de veras, que no se contentó de suplicárselo a todos los Capitulares juntos, sino que los habló en particular; solicitando los votos para no ser Superior, con mayor eficacia, que el más ambicioso pretendiente para serlo (no me admiro desto; avía sentido el peso; tocado de cerca la dificultad y ponderando las obligaciones, como tan humilde temía poder cumplir con ellas) no bastaron sus ruegos y persuasiones, para que admitiesen la renunciación a un Varón tan perfecto y exemplar, y que tan a satisfación avía governado.

El Padre Frai Francisco de la Asumpción

3.- Nació este Venerable Padre en Villa-Rodrigo, Sierra de Segura, Arçobispado de Toledo. Estudió en Baeza y de veinte y tres años acabó la Theología. Quando su buen ingenio y lucimiento en los estudios le podían desvanecer y dar ciertas esperanças de crecidos adelantamientos; cerrando los ojos a la mentira, y vanidad, se resolvió a dexar el mundo, sus engañosas y falsas promessas, y aparentes bienes, y acogerse al sagrado de la vida religiosa; aunque con esta resolución; pero en quanto a que Religión aligiría, no acabava de determinarse. Para salir de esta duda se hincó de rodillas delante de una Imagen de nuestra Señora, pidiéndole favor para elegir. Perseverando con humildad en su petición, oyó una voz, que tomase nuestro hábito. Estimó por singular merced la respuesta, y luego lo puso en execución; y el sugeto salió como embiado del cielo.

4.- Empeçó su camino por lo sólido y seguro; por la oración y mortificación. En esta fue tan diligente, cuidadoso e incansable, que poco antes que muriese, tratando las cosas de su alma con un Religioso familiar suyo, le dixo de si aquellas palabras de San Pablo: Cum autem placuitei, qui me segregavit ex utero matris mea, fanguini: Que desde el día que avía dexado el mundo, le avía dexado, y no avía condecendido con sus apetitos e inclinaciones, sino que siempre los avía reprimido y mortificado. Era su desasimiento en todas las cosas extraordinario, y al mismo passo la indiferencia; por estos medios alcançó gran pureza y candidez de alma, y una paz libre de perturbaciones.

5.- Esta perfecta mortificación disponía su espíritu para el trato interior con Dios, y facilitava este dificultoso y utilíssimo exercicio; la continuación en él, de día y de noche, notable. Quando llegava de camino al Convento, si la Comunidad estava en oración, que viniesse cansado, mojado y tan elado que apenas se podía tener en pie, se iba derecho al Coro. En acabando con las ocupaciones del oficio, no avía que buscarle en otra parte.

6.- Siendo Vicario General, un Religioso tenía que comunicar con él; buscóle tres o quatro tardes , y no le halló, la última algo disgustado, preguntó a otro Religioso, si le avía visto, quexandose de que aviéndole buscado tantas vezes, no lo avía podido hallar, el qual le respondió, que estava en el Coro, y que allí le huviera hallado desde el primer día; y no ay que estrañar su afecto a la oración, pues avía experimentado os incomparables bienes que della se sacan para lo particular, y para governar con acierto y con fruto. Adelantose tanto en esta virtud, que llegó a una desnudez grande de espíritu; y conocíase su experiencia, en la expedición y facilidad con que respondía a las más delicadas preguntas; explicando con claridad, distinción y magisterio lo más dificultoso de la vida contemplativa.

7.- Procedió tan perfectamente desde sus principios, que recién profeso, le embiaron los Superiores a la fundación de Roma en compañía de los Padres Fray Gabriel de la Assumpción, Fray Iunípero de San Francisco, y del Hermano Iuan de Santa Catalina, Varones insignes en santidad. Era nuestro Fray Francisco muy humilde, puso cuidado en ocultar sus exercicios espirituales, y el precioso tesoro de las gracias que Dios comunicava a su alma. Ocupó los puestos mayores de la Religión con notable repugnancia suya, publicando sus faltas, e imponiéndose con equivocación algunos defectos, para impedir su elección. Fue Ministro y Procurador General de Roma, Ministro de Sevilla, Provincial de la Provincia de la Transfiguración y Vicario General, sin que estas Prelacías fuesen parte, ni le ocasionasen a que hiziese mudança en las costumbres; conservándose en todo tiempo en su humildad.

8.- En estos oficios se via en él el encogimiento, que en un Novicio; ibasele el alma tras las ocupaciones humildes; labava su ropa, y muchas vezes la de los otros Religiosos. Limpiava los servicios de los enfermos, hazíales las camas, barríales las celdas, ayudava con disimulo al cocinero y refitolero, mandava que de ordinario le echasen en la tabla oficio de humildad, y estimava tanto su exercicio, que cogía las basuras de rodillas, no con pala, sino con las manos. Haziendo en Sevilla la Iglesia de aquel Convento, siendo él Ministro, y en Valdepeñas unas tapias, siendo Provincial de aquella Provincia, llevava las espuertas a los Religiosos, y era el primero que esporteava; lo qual edificava a los seglares que le conocían, y cusava en ellos un verdadero respeto, adquirido, no con gravedad, y autoridad vana (agena de siervos de Christo) sino con menosprecio de sí. Quando llegava a las posadas, tenía el estrivo a su Secretario para que se apease, disimulando esta acción con diferentes escusas.

9.- Huyó quanto pudo las Prelacías, y Disgnidades, alegando las razones que la humildad y menosprecio de la estimación, y honra le enseñavan. Siendo Ministro y Procurador General de Roma, tuvo tan grande opinión de virtud, y letras, que estuvo muy adelante hacerle Obispo Paulo Quinto, y él lo impidió. En España uno de lso Ministros poderosos del Rey, por la buenas partes que en él conocía, y por la fama de su santidad, le significó avía de consultalle en los Obispados que se ofreciesen; pero nuestro Fray Francisco trabajó hasta apartarle del intento; y visitando a este personaje, por ser muy grave, y devoto de la Religión, sintió tanto el verdadero humilde aquellas palabras, que nunca más quiso verle.

10.- Electo en los oficios, sin poder impedirlo, los renunció muchas vezes, no de cumplimento, y por ceremonia, sino de coraçón, y con veras, poniendo los medios posibles, para que le admitiesen la renunciación. Que lexos estuvo de su pensamiento el desvanecerse con las Prelacías. Hiziéronle Vicario General quando vino de Roma, y embiando a sus hermanos unos Agnus con un Religioso que pasava cerca de su lugar, le advirtió, y mandó, que si le preguntasen como después de tan larga ausencia no les iba a ver, le escusase, con que quedava ocupado por obediencia, y de ninguna manera dixese era Vicario General.

11.- Ya que no pudo escusar los oficios, no se valió dellos para vivir licenciosamente y con relaxación; antes por ser superior, vivía con mayor observancia, procurando regir y governar más con exemplo, que con superioridad de Prelado. A la humildad juntó una estremada pobreza. En esta materia (por ser de las principales de la vida reformada) reparava en los átomos. Siendo Vicario General embió a sus deudos unas Medallas, y les escrivió diesen al portador cinco reales que avían costado. Sus hábitos de sayal grosero, viejos, cortos, y estrechos. El pañuelo de estameña, y muy pequeño. No tuvo más de una túnica, y unos paños menores; el día que labava se quedava con solo el hábito.

12.- En los puestos fue muy asistente y atento a sus obligaciones; con ser tantas y tan grandes cumplió con ellas muy exactamente. En las cosas penales, y de trabajo, el primero. En los exercicios de Comunidad, y particulares, muy puntual; en muchas ocasiones (que como a Varón perfecto se le ofrecieron) mostró su rara paciencia y mansedumbre. Era su agrado sin interrupción con una alegría, que mirarle consolava. En la compostura, y modestia parecía un Ángel. Conocíase en lo exterior su continua, y profunda atención a Dios. Los ojos siempre en a tierra. Siendo Ministro de Roma confesó algunos años una señora, y no la conocía sino por el habla. Aunque Prelado no se descuidó en la guarda de la lengua, antes ponía en esto tanto mayor cuidado, quanto por razón de su ocupación tenía más ocasión de hablar.

13.- Procurava que las pláticas fuesen espirituales; aún en las recreaciones (a donde es permitido tratar de cosas indiferentes) hazía lo mismo; pero con una suavidad, y prudencia, que no era aquello molesto, sino de alivio y provecho. Huyó con estremo (si en esto le puede aver en Religiosos Descalços) la comunicación de seglares. Muy urgente avía de ser el negocio, que le obligase a tratar con ellos, y entonces con gravedad humilde, con palabras edificativas, y con precisión; dando a todos exemplo.

14.- Trató su cuerpo con rigor; acudía con limitación a su necesidad; aún en día de purga reparava en comer carne, contentándose con algún pez. Molestado de corrimientos a la garganta, y sangrado, se pasava con huevos; hízosele en la pierna derecha una llaga; no pudo escusar poner en ella calceta; era hibierno, y viéndole el enfermero muy flaco, le rogó se pusiese también calceta en la otra pierna, más no pudo acabarlo con él; diciendo, que allí no tenía llaga. Padecía fuertes dolores de estómago, y el reparo principal de tan riguroso mal, era un ladrillo caliente.

15.- Toda la vigilancia, recato, pureza de vida, exercicio de virtudes, mortificación y penitencia deste celestial Varón, no bastaron para que el demonio se diese por vencido en materia de castidad, ni dexase de molestarle con el vicio contrario. Siendo pues nuestro Fray Francisco Ministro de Roma, una noche por Enero después de recogido, le acometió con con extraordinaria furia. Empeçó a representarle muy vivamente cosas tan torpes, y feas, que solo aquel sucísimo espíritu pudiera representar cosas semejantes, con tal fuerça, que parece le arrebatavan potencias, y sentidos, y con tales sentimientos que se abrasava.

16.- El siervo de Dios que siempre estava sobre sí, advirtió luego en tan fuerte acometimiento. Sabía como diestro, y experimentado en la milicia espiritual de quan grande importancia es la presteza en procurar apagar este fuego infernal, y n descuidarse un instante en las tentaciones sensuales, por ser tan pegajosas, y conformes a nuestro flaco, y miserable natural. Viendo el bendito Padre la furia con que se empezava el combate, como valeroso soldado de Christo, y tan cuiddoso del bien de su alma, sin más detención, se levantó de la tarima; fuese a un estanque, que avía en el jardín lleno de agua frigidísima; desnudose, y con singular fervor se arrojó en él, y estuvo algún tiempo, mitigando quel incendio con la frialdad del agua. Fue tan acepto a nuestro Señor este sacrificio, y agradó tanto esta fervorosa acción a su Magestad (por cuyo amor se avía hecho) que no solo se le quitó la tentación; pero nunca más en toda su vida tuvo aún ofrecimiento, ni movimiento sensual, paga propia de la infinita liberalidad.

17.- En la nobilísima virtud de la caridad tan necesaria, (particularmente para los que goviernan) resplandeció nuestro Fray Francisco con eminencia; no buscava su descanso, y comodidad, sino el bien de sus súbditos, sin perdonar trabajo por esta causa. En lo que pertenecía al alma, y al cuerpo les hazía obras de verdadero Padre, amávalos tierna, y eficazmente sin aceptación de personas; favorecía a los virtuosos, mostrávase agradecido a los que trabajavan (que no es esto contrario a la igualdad, no hacerlo sería cosa irracional) exercitava aquello que Christo esnseñó: Non est opus valentibus medico, sed male ha bentibus; que los que necesitan de médico son los enfermos, no los sanos.(Matheo 9)

18.- En conformidad desto consolava a los tristes, animava a los tibios, y pusilánimes, ayudava a levantar a los que avían faltado en la observancia Religiosa, y estimávalos a todos; procurando por diferentes medios ganarlos para Dios (que es la principal obligación de los Superiores, y lo dificultoso del oficio; y ruego a su Magestad, no sea de lo que menos cuiden, y más olvidados estén) guiava sus ovejas como buen pastor por la estrecha senda de la virtud, y como diestro Maestro les dava pastos saludables, y proporcionados de doctrina. Alentávalos con fervor a la perfección; buscado siempre con sinceridad, y sin atender a respectos humanos, la mayor honra, y gloria de nuestro Señor, el aprovechamiento y consuelo de sus súbditos, de lo qual depende el bien, y aumento de las Religiones.

19.- No entibió su encendido afecto el ser otros de dictamen contrario, o que alguna Comunidad por parecerle convenir, no hiziese lo que él gustava, o que los Difinidores no se conformasen con su parecer, antes le fuesen a la mano en algunos asumptos. Por eso no tuvo sentimiento, ni mostró disgusto, ni se valió del poder para mortificar a los tales, ni se huvo con ellos de diferente manera que hasta allí, a título de conveniente (título colorado de sentimientos) conservándose siempre apacible, y en su paz; y conservando en paz a los demás ( excelencia grande de un Superior) claro testimonio de su perfecta caridad, humilda, mortificación, y desasimiento. Admirable exemplo para Prelados, dexar obrar libremente, con que se evitan muchos, y graves inconvenientes, e inquietudes, y se asegura el acierto en lo que se trata. Quando llegava a algún Convento, en tomando la bendición del Santísimo Sacramento (y si estava la Comunidad en oración, en saliendo della) si avía enfermos los visitava, recreavalos con su agradable presencia, dulces, y amorosas palabras, y el tiempo que se detenía en aquella Casa se introducía enfermero, y los servía aún en las cosas más inferiores.

20.- Estendíase también su piedad, y misericordia a los estraños; siendo Provincial en un camino le pidió limosna un mozo desarrapado, y sin camisa; no pudo el fuego de su caridad sufrir la desnudez de su próximo, apartóse un poco, y quitándose la túnica, se la dio, y con ella el afecto, y voluntad de remediar por entero su pobreza. Quando vino de Roma a Capítulo, pasó en galeras, y admirado de lo que padecían los forzados, se compadecía de sus trabajos. Con ser su comida muy limitada, s lo quitava de la boca, por remediar la necesidad de alguno de aquellos miserables. Un día de los que navegó llovió mucho, y corría viento muy fresco. Acertó a ver en los bancos un viejo que estava temblando de frío, y llegándose a él se quitó la capa, y le abrigó con ella; quando se la bolvió, estava cubierta de piojos; alegrose desto el siervo de Christo, porque aquel pobre quedase libre de tan molestos animalejos. Esta obra de caridad parece le pagó Dios caminando con otro día muy riguroso. Hallóse en un páramo con su Secretario, el qual descubriendo una pequeña Iglesia, se consoló, pareciéndole se podrían guarecer del mal temporal; adelantose, y hallóla cerrada, y por diligencias que hizo, no pudo abrirla; llegó después el bendito Padre, y sin dificultad la abrió.

21.- El que para todos era apacible, era con sus deudos muy despegado. Nunca fue a su tierra; mandoselo una vez el Vicario General siendo Ministro de Sevilla; obedeció, fuese a una Ermita cerca de su pueblo, desde allí embió a llamar sus hermanos, y los habló; y pareciéndole avía cumplido con la obediencia, escusándose lo mejor que pudo, se partió a su Convento, sin que bastasen los importunos ruegos de sus parientes a detenerle, y llevarle a sus casas.

22.- Dotole Dios de singular prudencia, templava el zelo (que lo tuvo muy encendido de la observancia regular) con la compasión; la superioridad, con la humildad, y blandura, haziendo con primor tan dificultosas mezclas; de fuerte disfrazava la austeridad, que más parecía suavidad, que rigor; exortava, persuadía, reprehendía con amor, con palabras sencillas libres de pasión, y con eficacia (nacida de lo interior) y con un espíritu, que lo reconocían los Religiosos en los efectos maravillosos que sus platicas hazían en sus almas. Con esto, con las buenas obras que del recibían, con el modo paternal que en su govierno experimentavan, y con la entera satisfación de su bondad, les avía ganado las voluntades, y robado los coraçones, (ardua conquista; pero muy necesaria para governar como se deve; más a que hombre de razón no avían de obligar tales beneficios). Amavanle, temianle, respetavanle, y pudo acabar con muchos, lo que parecía imposible. Que diré deste insigne Varón?. Que superior, e inferior fue vivo, y escogido dechado de Prelados, y súbditos, y su proceder tan perfecto, que en Italia, y en España; en vida, y después de muerto, mereció que Religiosos, y seglares le venerasen por Santo. Siendo Provincial, su nombre era el Santo Provincial, y hasta oy le dura tan glorioso renombre.

23.- Alcançó tan grande superioridad sobre los espíritus malignos que le llamavan açote de demonios. Echolos de diferentes personas, y llegaron a temerle de manera, que en Roma llevándole una donzella endemoniada, quando llegó cerca de nuestro Convento, empeçó el demonio a dezir, antes me iré, que parecer delante de aquel Frayle, y aviendo hecho algunos estremos, dexó libre la muger. En España, estando en su presencia un hombre que padecía este trabajo, el dragón infernal bramava, dava vozes, y se quexava: Que nos quieres Francisquillo, no basta avernos perseguido, y echado de Roma, sino que aquí no quieres dexarnos?.

24.- Aviendose exercitado con eminencia en las virtudes; y corrido su carrera felicísimamente, como resplandeciente Sol, y no con las mudanças de crecientes, y menguantes de Luna, viviendo con tanta perfección y exemplo; a los quarenta y ocho años de su edad, y el último de su Provincialato, quiso Dios fuese el último de su peregrinación. Avía sido su vida perfecta, y así su muerte fue de Santo. Un mes antes (según dixo a su Confesor) le favoreció su Magestad, con darle un desasimiento extraordinario de lo criado. Enfermó en Valdepeñas, exercitó en la enfermedad lo que en salud avía exercitado; exortando a amar, y servir aquella infinita bondad con el espíritu que siempre.

25.- Todos los días le dezían Misa en la celda, y comulgava, y aunque la calentura era ardiente, y la sed insufrible, la padecía con singular gusto; por recibir aquel pan de Ángeles; hazía continuos, y fervorosos actos de amor de Dios; refería muchos lugares de Escritura, que le encendiesen más la voluntad en orden a su Criador. No se contentava con esto, sino que si se cantava alguna hora, mandava abril las puertas del Coro, y de la enfermería, para poderlo oír, y cantava algunos versos con notable suavidad.

26.- Tres días antes de su dichoso tráfico le comunicó nuestro Señor (por principio de premio, y por prendas de la gloria que le avía de dar) una esperança muy firme de aquella suma felicidad, y bienaventurança. Siglos le parecían los instantes, lo que se difería lo que tan firmemente esperava; y puestos los ojos en el cielo se quexava amorosamente a su Magestad de tan penosa dilación. Ea esposo dulcísimo del alma, apartad ya los montes, y sierras que median, y descubrid vuestra presencia, que tan eficaz, y afectuosamente deseo; deshazed este muro, que impide el verme con vos; qué aguardáis bien mio?. Dezía estas cosas con tanto fervor, que enterneciera un diamante.

27.- Recibió el Viático con encendido afecto, y profunda humildad; renovó los votos; y conociendo se acercava su deseado fin, empeçó a invocar la Santísima Trinidad (avía sido muy devoto deste inefable misterio) a nuestra Señora, a Santa Inés, a Santa Catalina, y a San Francisco, y con mucha ternura hablava con ellos, y del modo de conversar con estos Santos, se colegía estavan presentes. Quedose un rato suspenso; incorporose después en la cama con alguna aceleración, y hablando con los demonios con aliento, y rostro severo les dezía: Miserables tantas vezes vencidos, qué queréis aquí?. Luego mostró el semblante apacible, y alegre; y como quien via alguna cosa a quien se devía reverencia, significava con las acciones quererse hincar de rodillas, y dixo; Inés, y vos también?. Esto era a las dos de la tarde, y aviendo estado casi tres horas con gran sosiego, y quietud, cantó la Comunidad el Credo, ayudando el enfermo con voz sumisa; y el Credo, y su destierro se acabaron a las cinco, quando tocavan a la Oración, y aquella bendita alma fue a tenerla al cielo; comutando la fee en vista clara de Dios. Dexó a sus hijos muy llorosos, y a toda la Religión con notable sentimiento, por la pérdida de tal Padre. Murió a últimos de Enero de mil seiscientos y treinta y dos años. (31-01-1632)

28.- Quedó su rostro hermoso, y el cuerpo tratable, del qual salía un suave olor; y si bien su muerte causó tanto sentimiento a los Religiosos; pero no temor, antes consuelo espiritual. Luego que se supo, acudió todo el pueblo con singular devoción, aclamándole por Santo. Besávanle los pies; tocavan a él Rosarios, teniéndose por dichosos los que podían alcançar alguna cosa del siervo de Dios, estimándolo por reliquia. Pasados siete años abriendo la sepultura hallaron su cuerpo entero, y le pusieron en la bóveda. Ha honrado la Santísima Trinidad el Convento de Valdepeñas (como el primero de la Reforma) con los cuerpos de Varones insignes, particularmente con los de dos Franciscos, ambos Provinciales, y Santos, con el del Padre Fray Francisco de Santa Ana, (cuya vida queda escrita en el capítulo quarenta y quatro del libro primero) y con el de nuestro Fray Francisco de la Asumpción.

29.- Este Vicario General dio principio a fundar en la Corona de Aragón, con la fundación de Zaragoça, que le costó mucho trabajo, y no pequeñas mortificaciones. Está enriquecida esta Casa con una Imagen de Christo crucificado, sobre manera devoto, y la devoción de aquella ciudad. Y con los cuerpos de San Dionisio y San Pablo Mártires.

30.- En el mismo tiempo queriendo empezar a poner en execución nuestro principal Instituto de Redemptores (que por estar la Descalcez muy en sus principios, no se avía podido hasta entonces) se opusieron con todas sus fuerzas, y poder nuestros Padres Calçados, y los Padres Mercenarios, pretendiendo impedir que redimiésemos; y que aún no se nos permitiese lo que a Conventos de otras Religiones, que redimen, solo por averles dexado algunas memorias para este efecto; pero como estos Padres no tenían justicia, ni razón, apretando la dificultad lo posible, el Consejo Real en lo principal sentenció a favor nuestro; aunque con algunas limitaciones en lo accesorio, que en diferentes ocasiones ha moderado, como adelante se verá.

31.- Dispusose inmediatamente la primera Redempción. Intentose en Argel, y no pudiendo efectuarse en aquella ciudad, se hizo en Tetuán de cinquenta y dos cautivos, año de mil y seiscientos y veinte y cinco. Fueron Redemptores los muy Religiosos Padres Fray Gabriel de la Asumpción, inmediato Vicario General antes, y después (de quien se tratará en el capítulo quarto del libro tercero) y Fray Sebastián de la Madre de Dios, que avía sido Ministro de Roma, y de Madrid, y Difinidor General (de cuyas virtudes se dirán en el capítulo treinta y ocho del mismo libro). En tiempo deste Vicario General florecieron en la Reforma hombres eminentes en virtud, y santidad.

Convento de los Trinitarios Descalzos de Valdepeñas donde falleció y está enterrado Fray Francisco de la Asunción.

domingo, 11 de agosto de 2019

1.886.- Anuario del Comercio. Partido Judicial de Siles.





1.886.- ANUARIO DEL COMERCIO. PARTIDO JUDICIAL DE SILES. (Biblioteca Digital Hispánica. BNE. Pág. 1268-1269)

Provincia de JAÉN


PARTIDO JUDICIAL DE SILES.

11 Ayuntamientos.- 25.036 habitantes.

SILES.- Villa de 3.038 habitantes, situado a 116,5 kilómetros de Jaén. Sus alrededores son sumamente pintorescos. Produce aceites, cereales, frutas y hortalizas; en la parte montuosas, que es la mayor de su término, abunda considerablemente la madera de pino, que representa la riqueza del país. Mantiene ganado de varias especies. Hospital, Casino. La estación más próxima Valdepeñas.
AYUNTAMIENTO.
Alcalde.- Parra (Ignacio de la).
Tenientes Alcaldes.- Garrido (Francisco).- González (Modesto).
Secretario.- Marín (José).
JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA
Juez.- Sáenz de Miera (Antonio).
Promotor Fiscal.- Parra (Escolástico de la).
Escribanos.- López (Valeriano), Palomares (Juan José).
Registrador de la propiedad.- Novillo (Ricardo).
Alcaide de la cárcel.- Fernández (Manuel).
Juez municipal.- Garrido (Juan Antonio).
Fiscal.- Blanco (Ramón).
Secretario.- Abio (Leandro).
Agente del Banco de España.- Muñoz (Ricardo).
Párroco.- Martínez (Sebastián).
Instrucción pública.- Profesor: Peramo (José).- Profesora: Serrano (Marcelina).
PROFESIOMES, COMERCIO, INDUSTRIAS.
Abogados.- Cano (Patricio).- Espinosa (Rodolfo).- Garrido (Manuel).- Martínez (Enrique).- Parra (Escolástico).
Billar.- Rodríguez (Antonio).
Caldereros.- Pullas (Francisco).- Sesarino (José).
Carpinteros.- Calahorra (Justo).- Morante (Lucas).- Sánchez (José).
Cerrajeros.- Ortega (Juan).- Rodríguez (Emilio).- Serrano (Loreto).
Ebanista.- Morante (Lucas).
Farmacéuticos.- Ramal (Doroteo). Subd. Zamora (Justo).
Ganaderos.- Abelló (Manuel).- Castaños (Gregorio).- Garrido (Juan Antonio).-Parra (Ignacio).- Rodríguez (Lucas).
Librero.- Blanco (Ramón).
Jabonería.- Campoy (Jacobo).
Maderas.- Garrido (Juan Antonio).- Garzón (Pedro).- González (Modesto).
Médicos.- Ibáñez (Cleto).- Muñoz (Gonzalo).
Notario.- Rodríguez Ruiz (Lucas).
Platero.- Rodríguez Olivares (Antonio).
Posadas.- Martínez (Segundo).- Olivares (Roque).
Procuradores.- Aguilar (Gabriel).- Garrido (Justo).
Tejidos.- Jiménez (Bartolomé).- Parra (Luis).
Ultramarinos.- Jiménez (Matías).- Linde (Bernardo).
Veterinarios.- Cozar (Santiago).- Martínez (Francisco).- Muñoz (Miguel).
Zapateros.- Franco (Vicente).- Valverde (Cecilio).



AYUNTAMIENTOS Y AGREGADOS del partido judicial de SILES.

BENATAE.- Villa de 1.088 habitantes, situado a 11 kilómetros de Siles. La estación más próxima, Vilches a 60 kilómetros. Produce cereales y aceite. Abundan los pastos y maderas de construcción.
Alcalde.- Ruiz Garrido (Francisco).
Secretario.- Ruiz (Tiburcio).
Juez municipal.- Ruiz (Ramón).
Fiscal.- Cano (Fernando).
Secretario.- Ruiz Martínez (Tiburcio).
Párroco.- Muñoz Pochol (Jaime).
Instrucción pública.- Profesor: López (Andrés).- Profesora: Álvarez (Deogracias).
Abacería (Tienda de).- García (Agustín).
Carniceros.- Pérez (Antonio).- Ruiz (Julián).
Estanquero.- Piña (Pedro).
Posaderos.- Martínez (Pedro Alcántara).- Olivares (Antonio).
Sastre.- Navarro (Alejandro).
Tejidos.- García (Agustín).

GENAVE.- Villa de 1.072 habitantes, situado a 16,6 kilómetros de Siles. Produce cereales. Feria los días 17, 18 y 19 de setiembre. La estación más próxima Valdepeñas, a 64 kilómetros. Una sociedad titulada La Esperanza.
Alcalde.- Ors (Alejo).
Secretario.- Ors (Enrique).
Juez municipal.- Muñoz (Santiago).
Fiscal.- Garrido (Pablo José).
Secretario.- Ors (Enrique).
Párroco.- Fernández (Lorenzo).
Instrucción pública.- Profesor, Germán (Justo).- Profesora: Alcaraz (Josefa).
Carpinteros.- Marín (Leandro).- Sánchez (Domingo).- Sánchez (Francisco).
Comerciante.- Castillo (Ignacio).
Comestibles.- Rodríguez (Juan).
Estanquero.- Martínez (Esteban).
Herreros.- Campallo (Juan).- Sánchez (Felipe).
Médicos.- Belda (Vicente).- Ors (Jaime).
Sastre.- Martínez (Eulogio).
Tejedores.- Matías Juan (Pedro).- Rodríguez (Esteban).
Veterinarios.- Segundo (Lorenzo).
Zapatero.- Rodríguez (Pedro).

HORNOS.- Villa de 1.769 habitantes, situado a 22 kilómetros de Siles y 60 de la estación de Baeza.
Alcalde.- Gámez (José María).
Secretario.- Ortuño González (Juan).
Juez municipal.- Mesuro (Bernardino).
Fiscal.- Punzano (Pedro).
Secretario.- Blanca (Antonio).
Párroco.- Algar Cazaño (Antonio).
Instrucción pública Profesores: Lozano (Quintín).- Profesora: Yeste (María del Carmen).
Comerciante.- Carrasco Besa (Domingo).- Carrasco (José).
Estanquero.- Carrasco (Pedro María).
Herrero.- Martínez (Matías).
Médico.- Martínez (González).
Salinas.- Blanco (Julián).

Agregado.
DEHESA DE BUJARAIZA.- Aldea situada a 13,8 kilómetros de Hornos.

ORCERA.- Villa de 2.179 habitantes, situado a 10 kilómetros de Siles. Feria, del 12 al 15 de agosto. La estación más próxima, Baeza.
Alcalde.- González (Casildo).
Secretario.- Molina (Julián).
Juez municipal.- Parra (José de la).
Fiscal.- Sarriá (Antonio).
Secretario.- Molina (Julián).
Administrador de correos.- Ramal (Pedro).
Administrador de estancadas.- Quijano (Miguel).
Párroco.- García Velasco (Ramón).
Instrucción pública Profesor: Ríos González (Celedonio).- Profesora: Fres (Francisca).
Abogado.- Olivares López (Ramón).
Cerrajero.- Molina (Vidal).
Farmacéutico.- Ramal (Pedro).
Médico.- Ocaña (Luis).
Tejidos.- Ballesta (Matías).- Muñoz (Felipe).
Ultramarinos.- Jiménez (Miguel).
Veterinario.- Núñez (Ramón).



PONTONES.- Villa de 2.764 habitantes, situada a 33 kilómetros de Siles. La estación más próxima, Vilches a 61 kilómetros. Caminos de herradura. Produce centeno, garbanzos, legumbres, y ganado vacuno, lanar y cabrío. Se extraen maderas.
Alcalde.- Carrión (Manuel).
Secretario.- Blanco (Miguel).
Juez municipal.- Cuadros Morcillo (Rufino).
Fiscal.- López (Silverio).
Secretario.- Blanco (Miguel).
Párroco.- Blanco (Juan José).
Instrucción pública.- Profesor: Izquierdo (Fermín).- Profesora: Muñoz (Javiera).
Alpargatero.- Soriano (Vicente).
Carpinteros.- Ferrer (Juan Antonio).- Llorente (Manuel).- Morcillo (Nicomedes).
Cirujano.- Soriano (Antonio).
Comerciantes.- Carrión (Eladio).- Cuadros (Nieves).- Fernández (Juan).- Jodar (Ginés).- Martínez (Felipe).
Harinas (Molinos de).- Bautista (Tomás).- Cano (Francisco).- Cano (Ventura).- González (Pedro).- Pardo (Antonio).- Rodríguez (Juan).
Herreros.- Cruz (José).- López (Francisco).- Romero (Felipe).- Sola (José).
Música (Profesor de).- Ferrer (Federico).
Posadero.- Cruz (Gil de la).
Sastre.- Alguacil (Mateo).
Tintorero.- León Hernández (Juan).
Veterinario.- Guerrero (Wenceslao).
Vinos (Tiendas de).- Luis (Francisco).- Romero (Francisco).

Agregados.
CANALEJAS (LAS).- Aldea situada a 11,1 kilómetros de Pontones.
CASAS DE CARRASCO (LAS).- Aldea situada a 1,3 kilómetros de Pontones.
PONTÓN ALTO.- Aldea situada a 0,6 kilómetros de Pontones.

PUERTA (LA).- Villa de 2.239 habitantes, situado a 16 kilómetros de Siles y 60 de la estación de Baeza. Divide la población el río Guadalimar, lo cual influye a que sea más poderosa la vegetación de aceites, cereales, frutas y verduras; abunda, en la parte montuosa, en maderas para la combustión y construcción, que son transportadas por la corriente de aquel. Feria del 21 al 23 de septiembre.
Alcalde.- Frías (Ramón).
Secretario.- Benítez (Juan).
Juez municipal.- Garrido (Vicente).
Fiscal.- García (Bibiano).
Secretario.- Aguilar (Ramón de).
Párroco.- Santoro (Domingo M.).
Instrucción pública.- Profesor: Ruiz (Pedro).- Profesora: González (María de los Dolores).
Aceite (Molinos de).- Bautista (Ricardo).- Bellón (María Dolores).- Bono (Antonio).- Bono (Clemente).- Frías (Ramón).- Garrido (Pedro).- Garrido (Vicente).- Ríos (Cruz).
Aguardiente (Fábrica de).- Rivas (Valeriano).
Carpinteros.- Romera (Antonio).- Romera (Juan de Mata)
Estanquero.- Hurtado (Juan).
Harinas (Fábrica de).- Bono (Clemente).- López (Pedro).- Parra (Genaro).- Villar (Prudencio).
Herreros.- Gracia (Miguel).- Osuna (Manuel).- Pérez (Marcelino).
Jabón (Fábrica de).- Montoro y compañía.
Médicos.- Bautista (Ricardo).- Navarro (León).
Sastres.- Sánchez hermanos.
Tejidos.- Ballesta (Baltasar).- Granados (Juan).- Romera hermanos.
Ultramarinos.- Lloret (Francisco).
Veterinario.- Molina (Octavio).
Zapatero.- Rueda (Doroteo).

SANTIAGO DE LA ESPADA.- Villa de 5.708 habitantes, situada a 27,8 kilómetros de Siles. La estación más próxima, Baeza.
Párroco.- Rodríguez (Juan Lucio).
Instrucción pública.- Profesores: Erena y Castillo (Francisco de P.).- Sánchez Palomares (José Pio).
Abogados.- Muñoz (Mariano).- Romero (José María).
Cirujanos.- Alguacil y Martínez (Ignacio).- Horo y Berrio (Juan).- Martínez Iglesias (Pascual).
Comerciante.- Gómez Parra (Juan).
Farmacéutico.- Martínez (Ramón).
Médicos.- Morales Medina (Ciriaco).- Muñoz Montoya (José).- Palomares (Donato).
Notarios.- Martínez (Manuel).- Medina y Huete (Rafael).
Veterinarios.- Arce Riaño (Ruperto).- Muñoz Almagro (Miguel).

Agregados.
CASICAS DEL RÍO SEGURA.- Aldea situada a 14,5 kilómetros de Santiago de la Espada.
MILLER.- Aldea situada a 17,5 kilómetros de Santiago de la Espada.


SEGURA DE LA SIERRA.- Villa de 2.772 habitantes, situada a 12 kilómetros de Siles. Sociedad dramática. Feria, del 3 al 8 de octubre. La estación más próxima, Baeza.
Alcalde.- López (Inocente).
Secretario.- Aguilar (Juan Pedro).
Juez municipal.- Aguilar (Ramón).
Fiscal.- Palazón (Matías).
Secretario.- Aguilar (Juan Pedro).
Párroco.- Díez (Fermín).
Instrucción pública.- Profesor: Ríos López (Andrés).- Profesora: Garrido Zambrana (María).
Abogado.- Aguilar (César).
Agrimensor.- Aguilar (Lope).
Médicos.- Ocaña (Luis).- Sánchez (Antonio).
Notario.- Martínez (Manuel).
Tejidos.- Parra (Gregorio).
Ultramarinos.- Villalba (Eusebio).

TORRES DE ALBANCHEZ.- Villa de 1.003 habitantes, situada a 10 kilómetros de Siles. La estación más próxima, Valdepeñas a 76 kilómetros.
Alcalde.- Garrido (Ramón).
Secretario.- Vélez (Juan).
Juez municipal.- Vélez (Luciano).
Fiscal.- Requena (Ignacio).
Secretario.- Vélez (Juan).
Párroco.- Chindrilla (Bartolomé).
Instrucción pública.- Profesor: Gómez (Feliciano).- Profesora: Granado (Catalina).
Estanquero.- Díaz (Santiago).
Médico.- Sánchez (Francisco).

VILLARRODRIGO.- Villa de 1.408 habitantes, situada a 12 kilómetros de Siles y 88 de la estación de Baeza. Feria, del 24 al 26 de septiembre.
Alcalde.- Marín (José Antonio).
Secretario.- Ortega (Juan José).
Juez municipal.- Ojeda (Luis).
Fiscal.- Sánchez (Silverio).
Secretario.- Ortega (Juan José).
Párroco.- Rivera Pons (Pedro).
Instrucción pública Profesor: Ruiz y Ruiz (Gabriel).- Profesora: Ríos (María de los).
Comerciantes.- García (Domingo).- Lisalde (Justo).- Mira (Ramón)
Estanquero.- Hurtado (Ignacio).
Ganaderos.- Cuenca (Juana).- Cuenca (Pablo).- Ojeda (Luis).
Herreros y cerrajeros.- Gracia (Juan Ángel).- Pérez (Vicente).
Médico.- Ortega (José).
Veterinario.- Navarro (Luis).