Buscar en este blog

Cargando...

jueves, 4 de septiembre de 2014

1.582.- Averiguación del salario del Vicario de Villarrodrigo. 4) Testigos del juez instructor.




1.582-IX-10.- Villarrodrigo. Auto del maestro Parejón, vicario de Segura, proponiendo y examinando a seis testigos para si procede aumentar la ayuda de costa al vicario de Villarrodrigo. (AHN, OO.MM, AH de Toledo, legajo nº25.777. Archivo General de la Región de Murcia).

4.- Testigos del juez instructor

/29/
En la dicha villa Rodrigo a los dichos diez días del dicho mes de setiembre del dicho año, el dicho señor juez dixo que mandaba e mandó se le notifique a el dicho Sanjuán Fernández en nombre del comendador si tiene algunos otros testigos de más que presentar de los presentados que los presente que su merced se los esxaminará donde no abrá por cerrada e concluyda la probança y en el caso prober la justicia e firmólo el maestro Perejón. Sebastián de Vezares escribano.

Luego lo notifiqué a el dicho Sanjuán Fernández, en su persona, el qual dijo que él a presentado seys testigos que le parece que vastarán para prueba de su yntinçión e que ansí no pretende presentar más testigos de los presentados e lo firmó de su persona, Sanjuán Fernández. Sebastián de Veçares escribano.

El dicho señor juez, visto lo susodicho e como el dicho Sanjuán Fernández no quiere presentar más testigos cumpliendo el efecto e tenor de la real provisión de su magestad de su oficio esxaminó seys testigos de los que le parecieron ser más áviles e de mejor conçiencia e que mexor pueden saber lo contenido en la real probisión porque para ello se ynformó los quales son los siguientes, el maestro Parejón. Sebastián de Veçares escribano.

Información de oficio

Testigo: Bartolomé Simón.

En este dicho día, mes e año susodicho el dicho señor juez recibió juramento en forma de derecho de Bartolomé Simón vecino desta villa y alcalde de la Hermandad della e siendo preguntado conforme a la real probisión dijo que puso lo siguiente:
/30/

Preguntado si conoçe a el licenciado Juan Babtista bicario desta villa y a el comendador y si sabe que esta villa está en la encomienda del valle del Sigura e del dicho comendador, dixo que conoce a el dicho vicario y a el comendador que se deçe el duque de Feria, le conoçe por oydas e no de vista y save que esta dicha villa entra y es de su encomienda e tira las rentas della de lo que toca a los diezmos de pan, vino, ganados e lanas e otras cosas a ello anexas, preguntado que tanto le pareçe balora la renta de los diezmos desta villa que el dicho comendador lleva, dixo que en buena cantidad de maravedís pero que lo líquido dello este testigo no lo save más que le paresçe que vn año con otro valdrá ochocientos ducados.

Que ay poca ofrenda y dello se lleva la mitad el teniente de cura y el sacristán.

Preguntado que le pareçe valdrá el aprovechamiento que tiene el dicho vicario desta villa ansí del ayuda de costa como derecho de judicatura e yngreso e pie de altar, dixo que save que se le dan treynta mill maravedís de ayuda de costa e que la judicatura son cuatro pueblos de poca vecindad y pobres e ver tratar en el avdiencia della a muy poco negoçio y el pie de altar que es solo de la yglesia desta villa es poca e pobre y ansí les llevan poca ofrenda y dello solo va la mitad, el tiniente de cura y el sacristán.

Que los 30.000 de ayuda los paga el comendador.

Preguntado si save este testigo o a oydo decir qué tanto tiempo a que se le creayo a el vicario desta villa nueva ayuda de costa y en que /31/ cantidad, dixo que save que muncho a se solían dar diez mill maravedís y residiendo el licenciado Varbalimpia en el oficio abrá diez y seis o diez y siete años poco más o menos que se le creció por real probisión de su magestad veynte mill maravedís que todo lo que agora se da son los dichos treynta mill maravedís y estos se los paga el comendador.

Nadie lleva aprovechamiento si no es el comendador de los diezmos.

Preguntado si save que la mesa maestral o el comendador de los bastimentos o alguna otra persona lleva parte de los diezmos desta villa, dixo que no save ni a visto que lleve otra parte en los dichos diezmos sino el dicho comendador desta encomienda.

Que con todo lo que tiene no se puede sustentar el vicario conforme a la calidad de su persona y oficio.

Preguntado si save que con los treynta mill maravedís e judicatura e pie de altar se podrá muy bien sustentar el dicho vicario, dixo que no se puede sustentar cómoda onestamente conforme a el gasto que a de tener y calidad de su oficio por las cabsas que dicho tiene de ser la tierra pobre e miserable.

Dize que se le crezcan otros 30.000 maravedíes.

Preguntado que tanto convendrá a el parecer deste testigo que se le diese más de ayuda de costa para que onestamente se pueda sustentar, dixo que como dicho tiene los aprovechamientos de hasta agora son pocos e no bastan a su sustento e que conforme a el gasto que a de tener se le crezcan otros treynta mill maravedís e que esta es la verdad so cargo del juramento que hecho tiene, declaró ser de edad de sesenta años poco más o menos e no firmó porque no supo, firmó el dicho señor juez el maestro Parejón. Sebastián de Veçares escribano. /32/

Testigo: El bachiller Porras clérigo.

En este dicho día, mes e año susodicho, el dicho señor juez reçibió juramento en forma de derecho de el bachiller Porras clérigo en esta dicha villa y el lo hiço e prometió de decir verdad y siendo preguntado por el tenor de la real probisión de su magestad, dixo y dipuso lo siguiente:

Tiene 30.000 de ayuda. Tiene quatro pueblos de judicatura será de hasta 700 vecinos. Por año pie de altar 4.000 maravedíes. Judicatura 10 ducados.

Preguntado si save que tanto valen las rentas y aprovechamientos que el vicario desta villa tiene y en qué y cómo las tiene, dixo que save que se le dan treynta mill maravedís de ayuda de costa e que tiene quatro pueblos de judicatura que serán de hasta setecientos vecinos poco más o menos e tiene el pie de altar en la yglesia desta villa, la mitad dél porque lo demás da a su tiniente de cura e sacristán e que todo ello vale tan poco que el liçençiado Barvalimpia se lo quiso arrendar a este el dicho pie de altar e por ninguna cosa lo quiso porque el por sus propios ojos bee que no bienen sino tres o quatro obladas de a dos honças los más de los días e no ningún dinero de ofrentorio y le paresçe que podrá valer en todo el año el dicho pie de altar hasta cuatro mill maravedís y la judicatura por ser de poca vecindad e tierra mísera es muy poco e de pocos negoçios que no le vale a el dicho vicario por año diez ducados.

Preguntado si demás de la dicha ayuda de costa y judicatura e pie de altar el dicho vicario tiene otras rentas e vienes anexos e pertenecientes a la vicaría, dixo que no le conoçe ni bee poseer otra cosa más de los que dicho tiene que sea de la propia vicaría. /33/

Preguntado si save este testigo o a oydo decir qué tanto que se le dio a el dicho vicario nuevo alimento de ayuda de costa y en qué cantidad, dixo que ha oydo deçir que munchos días a, solamente se davan diez mill maravedís y el licenciado Barvalimpia siendo vicario en esta villa podrá aber diez y seis o diez y siete años poco más que se agravió del poco aprovechamiento que tenía y se le crecieron veynte mill maravedís porque ha visto la real probisión de su magestad que la fecha della paresçe ser a veynte y nuebe días de nobiembre de mill e quinientos y sesenta y siete años.

Todos los diezmos los lleva el comendador. Valdrán hasta 800 ducados.

Preguntado si save que la mesa maestral o el comendador de los bastimentos o otra persona alguna lleve parte de los diezmos desta villa, dixo que no ha visto ni save que otro lleve parte de los dichos diezmos si no es dicho comendador desta encomienda.

Preguntado qué valdrán todos los diezmos desta villa que son del dicho comendador, dixo que vn año con otro le pareçe a este testigo sigún lo que a oydo deçir valdrán hasta ochocientos ducados poco más o menos.

Dise ques muy poco todo lo que es  para su sustento.

Preguntado si con los treynta mill maravedís de ayuda de costa e derechos de judicatura e pie de altar el dicho vicario se puede sustentar onestamente, él y su familia, dixo que por lo que dicho tiene de la tierra miserable e de pocos frutos conforme a la calidad del oficio e gastos que a de tener en su casa le paresçe que es muy poco para su sustento. /34/

Que se le crescan hasta 200 ducados y no sería excessiva cossa sino muy poco conforme a lo poco que montan los dichos aprovechamientos que tiene pa la calidad de su officio.

Preguntado qué tanto le paresçe a este testigo sería justo se le crezca e multiplique para que cómoda e onestamente se pueda sustentar, dixo que hasta doscientos ducados le paresçe a este testigo converni a su magestad le creçiese y no sería excesiva cossa sino muy poco conforme a lo poco que monta los dichos aprovechamientos que tiene e calidad de sus oficio e suma probeça de la tierra e que todo es la verdad so cargo del juramento que hecho tiene e declaró ser de edad de cuarenta años poco más o menos, lo firmó de su nombre, el bachiller Porras, Sebastián de Veçares escribano.

Testigo: Antón Serrano

En este dicho día el dicho señor juez recibió juramento en forma de derecho de Antón Serrano vecino y regidor desta dicha villa del qual se reçibió juramento en forma de derecho y él lo hizo e siendo preguntado, dixo que conoçe a el dicho vicario e por oydas e nombre al comendador desta encomienda e save que esta villa de Villarrodrigo entra en la dicha encomienda.

Judicatura 10 ducados por año. Pie de altar y ofrendas no le vale por año doze ducados.

Fue preguntado si save qué tanto vale las rentas e aprovechamientos que el vicario desta villa tiene y en qué cosas, dixo que save que al dicho vicario se le dan treynta mill maravedís de ayuda de costa y entra en su jurisdicción quatro pueblos que habrá de vecindad en ellos setecientos vecinos poco más o menos e que todos son de gente pobre nesçesitada por ser la tierra ynútil e de poco provecho y ansí monta muy poco a el dicho vicario los derechos de la judicatura porque este testigo asiste muchas /35/ veces en el avdiencia eclesiástica e vee ay en ella pocos negoçios e de poco balor, que tiene por çierto que no le valen diez ducados por año y ansí mesmo save que lleva la mitad de la ofrenda e pie de altar de la yglesia desta villa y a cabsa el pueblo ser de poca veçindad e pobres, bee que se lleva poca ofrenda que tiene por cierto no le vale por año hasta doçe ducados porque siendo el licenciado Barvalimpia  vicario lo arrendaba por cuatro mill maravedís e no se los quisieron acer por el dicho pie de altar.

Preguntado qué demás de la dicha ayuda de costa e derechos de judicatura e pie de altar tenga otras rentas e aprovechamientos pertenecientes a la dicha vicaría, dixo que no le bee ni conoce poseer bienes ningunos que sean de la dicha vicaría e si alguna heredad tiene es patronazgo con cargo de misas que los testadores dexaron que monta tanto e más que el aprovechamiento dellas porque son heredades de poco provecho.

Preguntado si save o a oydo decir qué se solía dar de ayuda de costa a los vicarios pasados e qué se les a crecido e qué tanto tiempo a, dixo que a mucho tiempo que se solían dar diez mill maravedís podrá aber diez y seis o diez y siete años que siendo vicario el licençiado Barbalimpia se agravió del poco aprovechamiento e ayuda de costa e su magestad le creció veynte mill maravedís por real provisión de su magestad a la qual se remite.

Preguntado si save que la mesa maestral /36/ o el comendador de los bastimentos o alguna otra persona lleve parte de los diezmos desta villa, dixo que no sabe ni a bisto que otros lleve parte de los dichos diezmos sino es el dicho comendador.

Preguntado qué valdrán al comendador desta encomienda desta dicha villa los diezmos della, dixo que a el parecer deste testigo podrán valer hasta nobecientos ducados un año con otro.

Preguntado si entiende este testigo e tiene por cierto que el dicho vicario con los treynta mill maravedís de ayuda de costa , judicatura e pie de altar ser bastante para su sustento es alto, dixo que le parece muy poco por las cabsas de suso referidas.

A de tener ama, moços y mula, se le devían crecer 30.000 maravedíes.

Preguntado qué tanta cantidad le parece a este testigo que se le podría aumentar para que onestamente y conforme a su oficio e calidad del, se pueda bien sustentar y de donde podrá mejor pagar, dixo que le parece a este testigo que para vn ombre de su calidad e de la orden e avito abiendo de tener como a de tener ama, moças e mula se le debían crecer siendo su magestad servido dello treynta mill maravedís antes más que menos y esto no ay de donde mejor se puedan sacar e pagar que es de los frutos e rentas de los dichos diezmos de la dicha encomienda y esto es la verdad so cargo del juramento que hecho tiene y lo firmó de su nombre, declaró ser de edad de cuarenta años poco más o menos, Antón Serrano. Sebastián de Veçares escribano. /37/

Testigo: Diego Serrano.

En este dicho día, mes e año susodicho, el dicho señor juez recibió juramento en forma de derecho de Diego Serrano de Vico vecino desta villa y él lo hiço e prometió de decir verdad e siendo preguntado por el caso dijo y dispuso lo siguiente:

Preguntado qué vale la renta e aprovechamientos que tiene el vicario desta villa y en qué lo tiene, dixo que save que se le dan treynta mill maravedís de ayuda de costa y tiene jurisdicción de quatro pueblos que serán de hasta setecientos vecinos poco más o menos e que los derechos dello es poco e de poca cantidad por ser poca vecindad e pobres a cabsa de ser la tierra mísera e de poco fruto e que be tratar pocos negocios en la abdiencia e tiene el pie de altar la mitad del de la yglesia desta villa e bee llevar poca ofrenda por ser pocos vecinos y gente muy nesçesitada e tiene por cierto no le baldrá veynte ducados lo vno y lo otro.

Preguntado si save este testigo qué demás de la dicha ayuda de costa e judicatura e pie de altar tenga el dicho vicario otras rentas y aprovechamientos anexos propios de la dicha vicaría, dixo que no le conoce otros bienes más de que tiene una viña e una haçá de tierra que son de poco precio e son patronalgos con cargo de misas e que es más lo que monta la limosna de las misas que el aprovechamiento de los vienes.

Preguntado si save este testigo que tanto se solía dar de ayuda de costa e qué se a creçido e quanto tiempo a, dixo que de antigüedad se solían dar diez mill maravedís /38/ e que siendo el licenciado Barbalimpia vicario abrá diez y seis o diez y siete años se agravió del poco aprovechamiento de sus rentas diciendo que no se podía sustentar e pidió a su magestad más acostamiento e se le crecieron otros veynte mill maravedís e que después le oyó decir al dicho licenciado Barbalimpia que con el nuebo crecimiento de la ayuda de costa no se podía sustentar por lo poco que lo demás le montava e que ansí buscó otra parte donde mejor se pudiese sustentar e dexó este oficio.

Preguntado si save que la mesa maestral e comendador de los bastimentos e otra persona tenga parte en los diezmos desta villa, dixo que no a bisto ni sabe que otra persona lleve parte de los dichos diezmos, si el dicho comendador.

Preguntado qué valdrán todos los diezmos desta dicha villa, dixo que él no save lo que podrá montar porque no a tenido cuenta con lo que valen las rentas más de que le paresçe sigún lo a oydo a vecinos desta villa que baldrán ochocientos o novecientos ducados.

Lo que tiene el vicario, dize este testigo que le parece cosa muy poca para una persona de su oficio conforme al gasto que a de tener.

Preguntado si entiende este testigo que con los treynta mill maravedís de la ayuda de costa e judicatura e pie de altar será bastante sustento para el dicho vicario, dixo que le parece cosa muy poca para una persona de su oficio y conforme a el gasto que a de tener.

Es cosa conveniente se le llegasen a 200 ducados o sesenta mill maravedís.

Preguntado qué tanto convendrá se le crezca de ayuda de costa para que buenamente se pueda sustentar e de donde será mejor pagado, dixo que le pareçe que era cosa combiniente se le llegasen a doscientos ducados o sesenta mill maravedís a lo menos y estos se los pague el dicho comendador porque no ay de donde mejor se puedan pagar y esta es la verdad so cargo /39/ del juramento que hecho tiene y lo firmó de su nombre, aclaró ser de edad de ochenta años poco más o menos, Diego Serrano. Sebastián de Veçares escribanos.

Testigo: Andrés López, alcalde ordinario.

E luego el dicho señor juez recibió juramento en forma de derecho de Andrés López vecino y alcalde hordinario desta dicha villa y él lo hiço e prometió de decir verdad e siendo preguntado, dixo e dispuso lo siguiente:

Preguntado si conoçe a el dicho vicario y a don Lorençio de Figueroa, duque de Feria, comendador de esta encomienda, dixo que lo conoce de nombre e no de bista.

Ay poca ofrenda que la tierra es mísera.

Preguntado qué baldrán las rentas e aprovechamientos que el dicho vicario en esta villa tiene y en qué cosas las tiene, dixo que sabe que se le dan treynta mill maravedís de ayuda de costa e que tiene en su jurisdicción cuatro pueblos de hasta setecientos vecinos poco más, que son de gente muy pobres e miserables e que los derechos de la judicatura ha esta cabsa valen poco e bee tratar pocos negocios en el abdiencia eclesiástica e de poca cantidad y tiene la mitad de pie de altar de la yglesia desta villa porque lo demás se lo llevan sacristán e tiniente de cura e bee que se lleva poca ofrenda porque la tierra es mísera e de pocos frutos de pan e que entiende este testigo que la judicatura e pie de altar le podrán valer cada vn año veynte o veynte y dos ducados poco más o menos.

Preguntado si save este testigo que demás de la ayuda de costa e pie de altar e judicatura /40/ tenga otras rentas e bienes anexas e propio de la vicaría, dixo que no le conoçe ni bee, ni conoçe otros aprovechamientos más de lo que dicho tiene sino es la primiçia del queso que será hasta seys o siete quesos porque todos los demás diezmos e primicias los lleva el comendador.

Preguntado si save este testigo qué se solía dar de ayuda de costa a los vicarios sus antecesores y qué se a creçido después acá e qué tanto de que se creçió, dixo que se solían dar diez mill maravedís e podrá aver diez y seys o diez y siete años que siendo vicario el licenciado Barbalimpia pidió se le creçiese nueba ayuda de costa e su magestad le hiço merced de le crecer veynte mill maravedís como consta en vna real probisión a que se remite.

El comendador lleva todo.

Preguntado si save que la mesa maestral o el comendador de los bastimentos o alguna otra persona lleve parte de los diezmos desta villa, dixo que no sabe que lleve otra persona parte sino es el comendador.

Preguntado si save qué baldrán todos los diezmos desta villa que lleva el dicho comendador, dixo que a el parecer deste testigo e conforme a las rentas podrán valer los dichos diezmos hasta ochocientos o nobecientos ducados poco más o menos.

30.000 mrs. más pie de altar y judicatura le parece ser de muy poca cantidad para poderse sustentar.

Preguntado si entiende este testigo qué con los treynta mill maravedís de ayuda de costa e pie de altar e judicatura tiene bastantemente el dicho vicario para onestamente sustentarse, dixo que conforme a la calidad del oficio e persona e gastos de casa, le pareçe ser de muy poca cantidad para poderse sustentar porque por valer como valen todos los bastimentos e ser munchos los gastos, es muy poco.

Que se le den otros 30.000 maravedíes. No ay donde mejor se pueda pagar que de las rentas e diezmos que dicho comendador se lleva.

Preguntado qué le pareçe a este testigo será bien /41/ se le crezcan de ayuda de costa para que onestamente se pueda sustentar el dicho vicario e de donde se podrá mejor pagar, dixo que por las razones que tiene dichas le parebçe que se le den otros treynta mill maravedís y esto con la demás ayuda de costa e no ay de dode mejor se pueda pagar que de las rentas e diezmos que el dicho comendador se lleva y esto es la verdad so cargo del juramento que hecho tiene, e lo firmó de su nombre, declaró ser de edad de cinquenta y seys años poco más o menos, Andrés López. Sebastián de Veçares escribano.


Testigo: Francisco de Busto.

En este dicho día, mes e año susodicho el dicho señor juez reçibió juramento en forma de derecho a Francisco de Busto vecino desta villa e alcalde de la hermandad e regidor que a sido y ello hizo e prometió de decir verdad e siendo preguntado, dixo que conoçe a el dicho vicario y a el comendador solo le conoce de nombre y no de bista.

Preguntado qué podrá valer al dicho vicario las rentas e aprovechamientos y en qué cosas los tiene, dixo que sabe que se le dan treynta mill maravedía de ayuda de costa e tiene en su jurisdición quatro pueblos que serán de hasta setecientos vecinos poco más o menos e que entiende vale poco los derechos de la judicatura por ser pobre e bee que ay pocos negoçios en su avdiencia e que lleva la mitad del pie de altar de la yglesia desta villa e vee llebar poca ofrenda a cavsa de ser la gente nesçesitada e que entiende este testigo que le podrá baler vn año con otro el pie de altar e judicatura hasta veynte ducados poco más o menos.

Preguntado si sabe este testigo qué demás de lo que tiene declarado tenga otras rentas /42/ e aprovechamientos propios e anexos a la vicaría, dixo que no le conoçe ni sabe tenga otros bienes de los que dicho tiene.

Preguntado si sabe qué ayuda de costa solía dar e que tanto se a ofreçido e qué tiempo a, dixo que solía dar muncho tiempo a, diez mill maravedís y siendo vicario el licenciado Barbalimpia podrá aver siez y seys o diez y siete años se le creçieron veynte mill maravedís de maera que son treynta mill maravedís y estos los paga el comendador.

Preguntado si save que la mesa maestral o el comendador de los bastimentos o alguna otra persona tenga parte en los diezmos desta dicha villa, dixo que no sabe que otra lleve cosa ninguna más del dicho comendador.

Preguntado qué le pareçe baldrán al dicho comendador todos los diezmos desta villa, dixo que a el pareçer deste testigo conforme a las rentas que tiene podrán valer hasta ochocientos o novecientos ducados poco más o menos.

Es muy poco lo que tiene y no alcançará para sustentarse.

Preguntado si entiende este testigo qué dan los aprovechamientos que tiene el dicho vicario pleno e bastante sustento, dixo que por ser los aprovechamientos como dicho tiene pocos y su gasto ser muncho e por la calidad de sus oficio e persona es cosa muy poca e no alcançará para su sustento.

Que se le crezca otros 30.000 mrs. y los pague el comendador.

Preguntado qué le paresçe a este testigo será bien que le crezcan para que tengo congrua sustentaçión y de donde se podrá mejor pagar, dixo que le parece siendo su magestad servido se le crezcan demás e a bien de de los dichos treybta mill maravedís que hasta agora se le an dado, otros treynta mill maravedís y estos con los demás no ay donde mejor se puedan pagar que de los diezmos e primiçias. /43/ que el comendador desta villa lleba e que esto es la verdad so cargo del juramento que hecho tiene e lo firmó de su nombre, declaró ser de edad de cinquenta e tres años poco más o menos, Francisco de Bustos. Sebastián de Veçares escribano.

Pareçer. Aumentos 26.000 mrs.

Después de lo susodicho, en la dicha villa Rodrigo a onçe días del mes de setiembre  de mill e quinientos y ochenta y dos años, el ilustre señor el maestro Parejón vicario de la villa de Sigura e juez de comisión por su magestad para en esta cavsa dixo que conformándose con la dispusiçión de los testigos y dando su paresçer como por la dicha real probisión se le manda que su magestad y los señores de su Real Consejo de las Hórdenes podrán mandar que se le añada a el dicho vicario sobre los treynta mill maravedís que tiene de ayuda de costa otros veynte y seys mill maravedís con los quales y con los que demás tiene tendrá el dicho vicario congrua sustentaçión y esto dio por su paresçer e lo firmó de su nombre, el maestro Perejón. Sebastián de Veçares escribano.

E yo el dicho Sebastián de Bezares escribano público en esta Billa Rodrigo aprobado por su real magestad e señores de su Real Consejo que presente fuy con el dicho señor juez de comysión a el esamen e expresión (¿) de los dichos testigos y en fe dello fize asy my signo a pie.

En testimonio de verdad. Sebastián de Bezares.


domingo, 24 de agosto de 2014

1.610.- Testamento del indiano Martín Sánchez de Moya




1610-V-13.- Testamento del indiano Martín Sánchez de Moya. (AHN. Archivo General de Indias ,Casa de la Contratación, 365,N.1,R.5. PARES).

/51/
Testamento ymbentario y otros autos tocantes a los bienes de Martín Sánchez de Moya que murió en la ciudad de Guayaquil y es natural de Villarrodrigo, término de Segura de la Sierra.

Testamento

En el nombre de Dios nuestro señor amén. Sepan quantos esta carta de testamento vieren como yo Martín Sánchez de Moya, hijo legítimo de Martín Sánchez de Moya y de Catalina Donayre, su legítima mujer, natural de Villarrodrigo, término de Segura de la Sierra en los reynos de Castilla, estando al presente en este hospital de sancta Cathalina Mártir de la ciudad de Santiago de Guaiaquil, enfermo del cuerpo y sano de la voluntad y en mi juicio y entendimiento natural qual dios nuestro señor fue servido de me dar, creyendo como creo en el misterio de la santísima trinidad, padre e hijo y espiritu sancto, tres personas y un solo dios verdadero y en todo lo demás que tiene, cree y confiesa la sancta madre yglesia cathólica de Roma y deseando salvar mi ánima y descargar mi conçiencia, otorgo y conozco que hago y hordeno este mi testamento en la manera siguiente:

Primeramente mando y encomiendo /52/ mi ánima a Dios nuestro señor que la hizo y crió y redimió por el presçio ynfinito de su sangre y a la gloriosísima y siempre virginal nuestra señora y quando finamiento de mi acaesciere mando mi cuerpo sea sepultado en la yglesia deste hospital y me entierre el cura y sacristán desta ciudad y el día de mi entierro si fuere ora y sy no otro siguiente se me diga una misa de requien cantada.

Yten declaro que tengo por mis bienes un mill y tresçientos patacones de ocho reales (*moneda castellana) que me tiene aguardar el capitán Andrés Moran de Butrón, alcalde hordinario de esta ciudad y mas tiene un almofrex (*funda de almohada) con un vestido, ropilla y calçón de terciopelo negro de la espada y una ropilla de pana negro y una espada y un sombrero y unas botas negras picadas y otras menudencias que la declaración de todo ello dexo al dicho Andrés Moran de Butrón.

Yten declaro que no he sido ni soy casado y solo tengo un hijo natural nombrado Cristóbal que será de hedad de quinze años, hijo de una yndia nombrada Mencía y lo dexe en Jaén de Bracamoros (*Perú) y la dicha yndia es de Cumbin (¿) ama de la encomienda de un portuguéz que se llama Herrera, a el qual dicho Cristóbal de Moya mi hijo le dexo y mando se le de para él la quinta parte de los bienes que me quedaren al tiempo de mi muerte.

Yten mando se me digan quatro misas /53/ ressadas en el monasterio del señor san Francisco desta ciudad por los religiosos dél.

Yten mndo se me digan en el monasterio de Santo Domingo desta ciudad quatro misas ressadas por los religiosos dél.

Yten mando se digan en la yglesia mayor de esta ciudad por el cura della, otras quatro misas ressadas.

Yten mando se me digan otras quatro misas ressadas en el monasterio de San Augustín de esta ciudad.

Yten mando a las mandas acostumbradas que se suelen mandar en esta ciudad, a cada una de ellas quatro reales con que las aparto de mis bienes.

Y para cumplir y pagar este mi testamento y las mandas y cláusulas en él contenidas dexo y nombro por mis albaçeas y testamentarios cumplidores y ejecutores deste mi testamento y cláusulas dél y para en esta ciudad de Guaiaquil a Hernando Rodríguez Perera vezino y regidor della y en Castilla a León de Moya mi hermano que somos de la casta del obispo Fresnada (*fray Bernardo de Fresneda) que lo fue en la ciudad de Córdova donde murió, vezino del dicho lugar de Villarrodrigo y al vicario y cura que es o fuese de la dicha villa a los quales y a cada uno “yn solidum” doy poder cumplido para que entren en mis bienes y los pidan, recivan y cobren judicial y extrajudicialmente y de su valor cumplan y paguen este mi /54/  testamento y cláusulas dél, usen del dicho albaçeadgo después del año factal hasta que tenga efecto lo contenido en este mi testamento.

Herederos del difunto.

Y complido y pagado este mi testamento y cláusulas dél, todos los bienes que de mi quedaren a al tiempo de mi muerte mando los hagan y hereden los dichos Martín Sánchez de Moya y Catalina Donayre mis padres y si ellos fueren muertos al tiempo que yo falleçiere aya y lleve los bienes de esta mi herencia la yglesia de San Bartholomé apóstol de la dicha Villarrodrigo en esta manera, que se eche a censo mi herencia en la dicha Villarrodrigo y su jurisdiçión sobre buenos bienes raizes que estén libres de todo censo y deuda e hipoteca y la renta que rentaren sea la mitad della para la fábrica de la dicha yglesia de San Bartholomé y su reparo y la otra mitad para que se digan misas por las ánimas del purgatorio, de mis padres y abuelos y parientes y de las personas a quien yo pueda ser a cargo y después de ellas por las demás ánimas de purgatorio que no me toquen perpetuamente para siempre xamás y sobre ello se hagan escrituras bastantes y estén en el arqua de la dicha yglesia donde están los demás títulos della.

Yten mando al hospital de esta ciudad una decena de patacones de limosna.

Reboco y anulo y doy por ningunos y de ningún valor y efecto todos los testamentos, mandas y cobdiçieos /55/ y otras últimas dispusiciones que antes echo que quiero que no valgan salvo este mi testamento y última voluntad que quiero que se cumpla como en él se contiene. En testimonio de lo qual otorgo este mi testamento en la manera que dicho es ante el presente escrivano de susso que e hecho en la dicha ciudad de Santiago de Guayaquil del Perú a treze días del mes de mayo de mill y seis çientos y diez años y el dicho otorgante a el qual yo el presente escrivano doy fee que conozco, lo firmo de su nombre siendo testigos Francisco Hernández, Joseps Delgado y Joan de Herrera, Joan Suárez, Gabriel de Albarado presentes, Martín Sánchez de Moya, ante mi, Miguel Jerónimo escrivano público – enmendado dellas valga / Passó ante mi y lo hize escrivir y hize mi signo en testimonio de verdad. Miguel Jerónimo, escrivano público.


sábado, 9 de agosto de 2014

1.566. Averiguación de las escribanías de Villarrodrigo




1566-VII-29.- Averiguación de las escribanías del valle de Segura. (AHN. OO.MM, Archivo Judicial de Toledo, leg. Nº 18.296. Archivo General de la Región de Murcia).


Relación de las diligencias que yo el liçenciado Almaguer alcalde mayor
de este partido del balle de Sigura (ebcho) e mandado hazer en las billas
del dicho partido açiendo lo que su magestad e señores de su muy alto Consejo de las
Hordenes mandaron sobre las ecrivanyas viera de las que estan
desmembradas de las hordenes conforme a el asiento que su magestad a
tomado con los fúcares / las quales diligencias e averiguaciones que
de yuso yrán declaradas, se an hecho por virtud de una çedula de su magestad li-
brada en el dicho Consejo de las Hordenes que su tenor dize ansí:

Çedula

Señor governador, como aveys bisto, su magestad a tomado asiento con
los fúcares sobre la recuperación de las escribanyas de gobernación
e públicas que están desmembradas de las mesas maestrales de las
hordenes de Santiago, Calatraba e Alcántara y demás de las que ban de-
claradas en el asiento se a entendido que ay otras y porque su magestad
lo quyere saber e se encargarias que luego que esta reçibieredes bos
ynforméys muy particularmente por todas las bias que pudieredes
si en los pueblos de dichos partidos ay algunas escrivanyas demás de las
contenydas en el dicho asiento que sea y an probeydo o dado así por benta
como por merced o por otra qualquier manera e que personas son las que las
tienen e con que título e si ay algunas que los consejos probeen de
inmemorial tiempo a esta parte y enviareys a este Consejo con toda
brebedad una relación particular de todas juntamente con los
traslados de los títulos que tubieren. De Madrid beynte de junyo de
myll e quynientos e beynte (*) e seys años. Don Fadrique Enrriquez, el doctor
Ribadeneyra, el Licençiado Santillana, el Licençiado don Antonyo de Padilla.

(*) por sesenta



Xenabe

Y en la billa de Xenabe que es del dicho partido, se averiguó por declaración
que con juramento hicieron Francisco Rosales y Pedro Morçillo e Ginés Pérez

regidores e Alonso de Alarcón, alguazil que en la dicha billa ay
dos escrivanyas, la una pública e la otra que llaman del cabildo e que su
magestad ha gozado dellas a Pedro de Pierres escribano de la serenysima prin-
cesa de Portugal e que abrá un año poco más o menos en el susodicho
tomola posesyon de las dichas escrivanyas porque antes las tenya e porque
el concejo de la dicha billa por merced que su magestad le hizo quando la dicha billa
compró la jurisdicción e se hizo billa que abrá honze años poco más
o menos tiempo e después de tomada la posesyon de las dichas escrvanyas
el dicho Pedro de Pierre probeyó e puso por escrivano público e del concejo a
Cristóbal Hernández que de presente sirbe las dichas otras escrivanyas no sabe
en que precio porque el dicho Cristóbal Hernández escrivano y el dicho Pedro de
Pierres se concertaron sin dar parte a los oficiales que al presente
son del dicho cabildo e que los títulos de merced e compra que el dicho Pedro de Pierres
tiene de las dichas escribanyas el concejo de la dicha billa no los tiene ni sabe como
se probeye más de lo que se a dicho. / E dize que es por merced de su magestad e que se
rimytian (¿) del título de merced en el dicho Pedro de Pierres tiene e que quando
tomó el dicho Pedro de Pierres la dicha posesyon serbía el oficio de escribano del
cabildo Cristóbal Muñoz bezino de la dicha billa porque el dicho concejo estaba en
posesyon de poner escrivano el que querían para que escribiesen e
pasasen ante él las cosas que se probeyan en su cabildo e
ayuntamyento e le daban de salario nuebe dineros y el de Pedro de
Pierres se la pleytó a el susodicho e se la dio a el dicho Cristóbal Hernández
e asymysmo se resçibió juramento en forma de derecho del dicho Cristóbal
Hernández quien sirbe la dicha escrivanía el qual declara que abrá
poco más de un año que el dicho Pedro de Pierres se la llebó a el tiempo que tomó
la dicha posesión y de las dichas escribanías por las quales le da  el dicho
Pedro de Pierres diez mill maravedis y el concejo de la dicha villa le da a el dicho
Cristóbal Hernández porque sirbe la escrivanía del dicho cabildo nuebe dineros
e que antes que el dicho Pedro de Pierres tomase la dicha posesyón el dicho Cristóbal
Hernández serbia la dicha escrivanía pública por arrendamyento que se-
rya hecho a el dicho concejo e daba el primer año que estubo siete myll
maravedíes y el segundo diez myll maravedíes.


Villa Rº

Y en la villa de Villa Rodrigo que es del dicho partido, se averiguó
por declaración que con juramento hicieron Antonio Montesinos
e Tomás de Vico e Pedro Sánchez del Campo e Juan de Bustos e
Andrés García e Juan Alonso e Alonso de Abiles vecinos de la
dicha villa, porque los alcaldes e regidores de ella constó que
estaban presos fuera de la dicha villa por la debda que la dicha
villa debe, tambien del jurado / como dicho es / e siendo les leyó

la dicha çédula de su majestad, dixeron que en la dicha villa ay dos es-
cribanyas, que la una es la pública e la otra la escribanía que se
dize del cabildo e que la dicha escribanía del cabildo solamente se
entiende y es que el escribano que la asibte no tiene otros casos mas
que escribir lo que pasa en el cabildo y otros aprobechamyentos
e se a solido dar salario por parte del dicho concejo a el escribano que la
sirbe e que su magestad hizo merced de las dichas escrivanías públicas e del cabildo
a Juan Bello residente en corte de su magestad y el pone e tiene puesto
en el dicho oficio escrivano e así en este año sirbe el dicho oficio de escrivano público
y del cabildo, Sanjuan Hernández, vezino de la dicha villa / e que esto
por el dicho concejo que el dicho Juan Bello de su mano da el oficio a quyen
quiere no a querido señalar salario para la dicha escribanía del dicho
cabildo e que abrá que tomó posesyon de las dichas escribanías el dicho
Juan Bello / diez meses poco más o menos e que el dicho Juan Bello
lleva la mitad de los dineros que caen de la dicha escibanía pública y el
dicho Sanjuan Hernández la otra mytad e que antes que se tomase
la posesyon de las dichas escribanías el dicho Juan Bello / la dicha escribanía
pública se hechaba en renta por el concejo de la dicha villa porque
la tenya por propias para sus nesçesidades después que se hizo
billa que abrá doze años poco mas o menos porque antes la dicha
Billa Rodrigo hera de la jurisdicción de la villa de Sagura e se es la
arrendar la escribanía pública en diez ocho myll maravedís un año con
otro e que el dicho título e merçed que de las dichas escribanías tiene el dicho Juan
Bello se las volvió a llevar tranquilamente después de tomada la
posesión.



Torres

Y en la billa de Torres se aberiguó que ay dos escribanías, la una la pública
e la otra la del ayuntamiento e que la dicha escribanía pública la posee
e tiene el concejo de la dicha billa por propios suyos después que su
magestad la mandó hacer billa / que puede aver doze años poco más
o menos porque antes solia ser aubdiencya de a billa de Sigura
e que del dicho tiempo de los dichos doze años a esta parte la arrienda el
dicho concejo no embargante que asy mismo se aberiguó por
declaración de Benyto Gómes alcalde e Benyto García e Alonso de Segura
regidores de la dicha billa / que por parte del concejo de la billa de
Sigura fue antedicho e puesto pleyto y en la corte de su magestad
se pronunció sentencia e abto en favor de la dicha billa de Torres en
que su magestad mandó que la dicha escribanía fuese del concejo de la dicha
billa de Torres por virtud del prebilegio de billazgo e que
la dicha escribanía e abto no está en la dicha billa e todabía se trata pleyto
e que después de lo dicho les abrá sido notificada una probysión de
su magestad porque dezian que su magestad abia hecho merced de la escribanía pública
a el fiscal de la horden e que sobrello el dicho concejo fuese e ynbiase

a dezudesen (¿) justiçia e asi fue ymbiada persona con poder del
dicho concejo a la corte de su magestad e que en este estado estaba lo susodicho
e que esto que toca a la escribanía del ayuntamiento el dicho concejo
señala un escribano qual les paresçe e le dan salario por que la sirba
porque no tiene otros derechos e que de tiempo ynmemorial a esta
parte es del  dicho concejo e la da a quien le paresce e la sirba / y pre-
sentaron un prebilegio e manuscrito cuyo traslado se sacó que de
suso con los demás irá declarado.

Firmado: Licenciado Almaguer

COMENTARIO:  En esta visita del alcalde mayor de Segura para averiguar las escribanías y escribanos que no eran de la Orden de Santiago por orden real, que había en las villas y lugares de su encomienda, al llegar a Villarrodrigo se encuentra con una sorpresa, todos los componentes del Concejo se encuentran fuera de la villa, encarcelados por deudas de dicho Concejo.

Dicen los testigos que hacía doce años que se había hecho villa. El pago del villazgo se realizó mediante un préstamo y pagaban cada año el censo correspondiente, esto haría que la situación económica del Concejo fuera bastante precaria.

sábado, 26 de julio de 2014

1.531.- Tasación de la "carral" de la casa de bastimento de Bayonas.




1531-II-11.- Bayonas. Información a instancia de Andrés Murciano sobre “la carral” (barril para acarrear vino) que está en la casa de bastimento de la encomienda en Bayonas. (AHN. OO.MM, AH Toledo, leg. Nº 51.115. Archivo General de la Región de Murcia).


En el lugar Bayonas, lugar e juridiçión
de la villa de Segura, a honze días del
mes de febrero, año del nascimiento de nuestro sal-
vador Ihu Xº de myll e quynientos e trenta e
un años, este día por presencia de mi Francisco de
Coronado, escribano público de dicho lugar e de
los testigos presentes de yuso escritos paresçio el
señor Andrés Murciano, vezino de Horcera, arrabal
de la dicha villa e dixo que le diese por fee e
testimonio signado con mi signo e viese por vista
de ojos una carral de ciento e diez arrobas que
estaba en el dicho lugar en casa de Diego de Sandoval
vezino del dicho lugar que a servido de casa de bas-
timento de las rentas del dicho lugar pertenesciente
al magco. señor don Pedro Portocarrero comendador de
la encomyenda de la dicha villa, que el dicho Andrés
Murciano como depositario de los mrs. de la me-
dia anata traxo para servicio de las dichas rentas del
dicho lugar, de la Bienservida e de esto e de lo que
más sobrello e deste e de lo que mas sobrello (sic)
yo el dicho escribano me ynformare se lo diese por
testimonio como dicho es, porque dello tiene neçesidad
e lo firmo de su nombre. Andrés Murciano. Testigos
fueron presentes el dicho Diego de Sandoval e Alonso Ba-
negas e Hernán Martynez, vecinos del dicho lugar,
yo el dicho escribano que por vista de ojos vi la dicha
carral en casa del dicho Diego de Sandoval esta-
va e buena e me ynformé de los dichos testigos
[presentes] que si aquella dicha carral es la que el
dicho Andrés Murciano dize, el qual dicho Diego de San-
doval dixe que sabe que puede aver diez años poco
más o menos, que esta dicha carral que supo-
ne es la que el dicho Andrés Murciano hizo
traer de la dicha Bienservida como dicho es e que lo
a de ser que la avia comprado de (…. )

ber Muñoz, vezino de Torres, la qual el dicho
Diego de Sandoval an tenido en su poder seys o
syete años teniendo la tasación e renta del
vino del dicho lugar Bayonas e que sabe y es
verdad que cabe la dicha carral çiento e veynte
arrobas poco más o menos porque an sacado
della los años que la an hechado, noventa a-
rrobas de vino reaxo (¿) e dende arriba e sabe que
otros años, que otros arrendadores an sido se an
servido de la dicha carral e an echado en ella su
vino como por bienes del dicho señor don Pedro
e para el dicho servicio (¿) de la dicha tasación e que esta es
la verdad e firmolo de su nombre. / Diego de Sandoval.

Asimesmo los dichos Alonso Banegas e Her-
nán Martynez testigos susodichos dijeron que es
verdad lo dicho por el dicho Sandoval e vieron
la dicha carral e estava donde e como dicho es por
que lo vieron segund e como dicho es y el dicho Alonso
Banegas fue en traeles de la dicha Bienser-
vida e le dio el dicho Andrés Murciano tres rea-
les de su salario. / E de ello a pedimiento del dicho
Andrés Murciano di la presente firmada e
sinada de mi nombre e signo segund e como
dicho es y como ante mi.